Mi patria es todo el mundo.

Entradas etiquetadas como “Elite

La élite se divierte

Sacrificios de niños, cacerías humanas, torturas hasta la muerte, satanismo, pedofília: el privilegio secreto de las Elites está saliendo a la luz.

Mientras en Suiza los “socialistas” en nombre de la “libertad sexual” intentan legalizar las relaciones sexuales entre padres e hijos, en Inglaterra, a raíz del descubrimiento de que su muy particular estrella de la televisión infantil e íntimo de la Reina, Jimmy Saville era un consumado pedófilo satanista que violó a centenares de niños, parece que el vínculo de la familia real británica con los círculos pedófilos y satanistas es cada vez más innegable:

Según el diario The Guardian el Principe Andrew está implicado en el juicio por pedofilia que acusa al banquero Epstein de organizar fiestas pedófilas en su isla privada del Caribe, proveer menores como esclavas.

 Este artículo contiene información extremadamente dura y puede herir a las personas sensibles. No recomiendo su lectura antes de acostarse. Mi propósito no es reforzar la oscuridad sino sacarla a la luz. Pues nada teme más lo oculto que ser iluminado por la luz brillante del sol.
Lo que describo a continuación no es mi opinión sino la suma de casi un año de búsqueda de investigaciones y testimonios, que se pueden encontrar diseminadas por la Red en varios idiomas. No pretendo gustar ni tampoco molestar pero siento en mí la obligación moral de difundir lo que aquí describo para ayudar al lector a tomar conciencia de cómo funcionan las élites que gobiernan este mundo. Tal vez con lo que describo a continuación se entienda mejor por qué vivimos en un mundo de guerras eternas, pandemias fabricadas en laboratorios, tierra envenenada, comida basura, bancos rescatados y pueblos aplastados.
Las élites que gobiernan el mundo no sólo se enriquecen con la guerra sino que se alimentan del sufrimiento, gozan con nuestro dolor y nuestro miedo. Somos su granja, su alimento. Y del mismo modo que no informas a las codornices que te las vas a comer estofadas, no esperes que te digan la verdad.

Queramos verlo o no, nos declararon la guerra en 1954.
De nosotros depende que esto acabe de una vez.
La información es al base de la acción.
Para poder defenderse, hay que conocer al enemigo.

No tenía yo pensado publicar el artículo que escribí hace muchos meses, pero las últimas noticias señalan que estamos por fin saliendo del túnel del miedo y la ignorancia: el pasado 15 de agosto han conseguido detener a dos supuestos miembros del Noveno Círculo Satánico (Ninth Circle Sacrificial Cult) que iban a celebrar un ritual satánico esa misma noche en los subterráneos de una mansión situada en el elitista barrio de Outremont en Montreal, Canadá, aunque también hay denuncias sobre otros lugares como catacumbas del Vaticano y algunas catedrales, en bases militares, mansiones privadas, palacios reales y en la Mc Gill University de Montreal, dónde el Dr. Cameron se dedicó a torturar niños siguiendo el programa de control mental de la CIA o MK Ultra. Este programa de control mental se cerró oficialmente en 1964 tras la denuncia de la víctima Linda Mac Donald.

Según los testimonios e investigaciones que han permitido evitar el sacrificio planeado para el día de la Ascensión, entre los participantes figuraría K. Brick, un alto directivo de la poderosa industria alimentaria Cargill Corporation así como otros de la America’s Sinclair Oil. Un testigo superviviente narró cómo fue llevado a las oficinas centrales de la Cargill Corp. en Wayzatta, Minn. y obligado a contemplar sacrificios de niños. Como diré más adelante, la amenaza de sufrir destino similar es lo que impide que los testigos hablen.


En junio pasado, la más sería web sobre tráfico y abuso de niños informaba que varios testigos de diferentes nacionalidades habían descrito cómo vieron celebrarse, en los bosques de los palacios reales de la Reina Beatriz de Holanda como en los del rey Alberto de Bélgica, cacerías humanas con adolescentes que eran drogados, desnudados, perseguidos por perros hambrientos y finalmente asesinados, todo ello custodiado por la Guardia real holandesa. Según denunció un testigo arrepentido de la red de narcotráfico Octopus, los jóvenes provenían de los centros de detención de menores de Holanda y Bélgica. La policía declara que se han fugado y simplemente desaparecen. Nadie se ha parado a pensar que este no es un tema decorativo.

Sí, algo está cambiando a nivel mundial, pues estos rituales se han celebrado durante milenios y los culpables jamás han sido desvelados y aún menos condenados. Tenemos una pequeña y desconocida muestra de ello en nuestro querido Museo del Prado.
Hace tiempo que sospecho que Felipe IV, rey de España, era satanista y que Rubens fue solicitado para decorar su pabellón de caza de la Torre de la Parada con escenas de canibalismo, pedofilia y satanismo.
ONU: El tráfico de niños sigue aumentando en el mundo

Bruselas es la ciudad de Europa con más tradición de satanismo y pedofilia (donde el primer ministro belga Elio Di Rupo es un conocido pedófilo, por cierto). Ampliaré la información sobre lo que pasa en Bruselas más adelante.


Según 66 testimonios y más que no cesan de aparecer las personalidades implicadas serían: Las familias reales de Holanda, Bélgica e Inglaterra parecen estar muy relacionadas con estos rituales. La Reina Isabel II y el Príncipe Felipe, el rey Alberto de Bélgica y su hermano, la Reina Beatriz de Holanda, el rey Hendricks esposo de reina Guillermina de Holanda, el príncipe Bernardo, fundador de Bilderberg y ex SS, el Princpe Johan Friso y su mujer Mabel Wisse Smit….(Johann Friso entró en coma y murió el año pasado cuando varias webs holandesas destaparon su implicación en un encargo de secuestro para ritual satánico de la adolescente Marianne Vaatsra que fue hallada violada y degollada al día de siguiente de la llamada Noche de las Reinas, la madrugada del 1 de mayo, fecha de la creación de la Orden de los Iluminados de Baviera).

Poderosos hombres de negocios, políticos, magistrados y altos mandos militares. Ministros holandeses, el jefe de las Fuerzas Armadas holandesas, el subsecretario del Raad Van State de Holanda, altos directivos de grandes empresas como ya dijimos, la Cargill, las petroleras…

En España se ha señalado la presencia del hermano de Javier Solana, Luis, en el snuff movie de las niñas de Alcasser, el Fabra de las gafas oscuras y una jueza de Castellón de cuyo nombre no quiero acordarme también han sido reconocidos por las víctimas… Y por supuesto tenemos satanismo en el Vaticano.

Treinta y cuatro fosas comunes de entierros masivos de niños han sido encontradas en Irlanda, España y Canadá, pero la Reina de Inglaterra y la Iglesia católica consiguieron interrumpir en 2008 las excavaciones en Mohawk Indian Residential School en Brantford, Ontario.

En relación al encantador de mentes candorosas Papa Francisco, al menos dos testigos han denunciado que fueron violados por él, además de los documentos que prueban su participación en el robo de niños en la Argentina de las dictaduras.

La terapeuta holandesa Toos Nijenhuis ha denunciado que fue forzada a ver asesinatos rituales que implicaban al Papa Ratzinger, cardenales y al Príncipe Bernardo de Holanda. Otro testigo confirmaba que vio a Ratzinger matar a una niña en un castillo en Francia en el otoño de 1987 en el que también participó el fundador de Bilderberg: “era horrible y no ocurrió solamente una vez. Ratzinger y Bernhard eran los participantes más prominentes”.

Pero tal vez lo más interesante son los documentos filtrados desde los mismos archivos del Vaticano: según el Magisterium Privilegium ,el sacrificio ritual de niños es recurrente en el Vaticano y beber la sangre del recién nacido, por el poder supremo que otorga, forma parte de la iniciación indispensable para llegar a ser nombrado Papa. Según estos documentos Ratzinger perteneció, durante la II Guerra Mundial, a una orden de las SS que realizaba rituales satánicos conocida como los Caballeros de la Oscuridad.
Resultado de imagen para imagenes sacrificios rituales niños

Según la testigo Svali, nacida en una familia muy acomodada alemana de tradición satanista, y residente ahora en San Diego California, cuando tenía 12 años fue llevada a las catacumbas del Vaticano para presenciar el sacrificio de un niño de 3 años que había sido drogado previamente. En su entrevista cuenta también que, por pertenecer a su familia, fue entrenada desde niña para participar en rituales satánicos.

Esta información viene a completar el programa de radio que realicé para la radio El Vórtice un programa dedicado a desvelar cómo las élites llevan siglos, milenios, realizando ceremonias satanistas en las que violan, torturan y finalmente asesinan lentamente y de manera muy sangrienta a niños raptados ante los ojos de otros niños que también son violados reiteradamente. Si no he publicado este artículo antes, es porque es muy doloroso para mi. Escribir un post requiere mucho tiempo, trabajo, investigación y energía y no siempre dispone una de todas estas cosas…

El satanismo existe hace mucho tiempo, pero es el gran tabú, la gran ocultación de las élites y su exclusivo privilegio, que se quieren reservar celosamente sólo para ellos y del que no quieren ser privados. Las elites creen que el satanismo es SU derecho, por linaje, por cuna, porque por algo son el poder: ellos se lo pueden permitir, los demás no. Su diversión favorita depende de que se mantenga oculto. Luego todo el que venga a poner en riesgo su vicio secreto, será castigado.

En Reino Unido, la periodista Jill Dando fue asesinada en 2001 por querer sacar a la luz la red pedófila británica. Su asesino fue liberado en 2008 sin justificación.
Después de investigar un tiempo sobre estas redes que se extienden por todos los continentes, empiezo a atar cabos, y concluyo que no es que algunas élites practiquen ese ritual, sino que casi me atrevo a decir que es lo que las caracteriza, como intentó contarnos Kubrick en Eyes wide shut pero no le dejaron. Cosa inaudita en la historia del cine, murió durante el montaje, y 40 minutos de la filmación han desparecido, lo que hace que la película resulte extraña. Pasolini ya lo hizo con Saló y los 120 días de Sodoma y también lo castigaron por ello. Mientras Polanski sufrió por Rosemary’s Baby, que narra el modo de captación de los niños por las sectas, el peor de los castigos: ataron a Sharon Tate, su mujer embarazada, a una lámpara y le abrieron la panza para sacrificar al niño mientras la dejaron desangrarse.

Para estas personas, el sexo “normal” es para la plebe, y les aburre soberanamente. Porque nosotros hacemos el amor, ellos son incapaces de ello. Son insensibles, no tiene sentimientos y carecen de alma. Ellos follan, joden, se mean y se cagan encima de sus víctimas, atan, fustigan, queman con cigarrillos, penetran por todos los orificios pero sobre todo sodomizan, someten, buscando siempre el límite de lo prohibido, del dolor, del terror, del horror. Eso es lo que les pone. Las elites necesitan algo especial, diferente, que les haga sentirse por encima de nosotros, esos seres inferiores, esa chusma sumisa a los que usan y desprecian. Y sobre todo necesitan algo que les dé sensación de Poder absoluto sobre otros seres. Y no hay mayor poder que matar a alguien haciéndolo sufrir hasta lo indecible.

El satanismo es la mejor definición del Mal.
Y el que se atreva a destaparlo correrá el riesgo de desaparecer.

Los satanistas cuentan con la misma poderosa red de complicidad en todas partes: policías que amenazan a los denunciantes, fiscales que encubren a los verdugos, jueces que archivan los casos una y otra vez, medios de comunicación que apoyan con todo su poder y políticos que persiguen a cualquier persona que se atreva a denunciar los crímenes y sus autores. Paradójicamente, cuando se quieren quitar del medio a alguien que les puede tirar el chiringuito, habilidosos hackers de los servicios de inteligencia insertan documentación de pedofilia en el ordenador para llevar al molesto delator a la cárcel donde, con suerte, a lo mejor no es asesinado o infectado con un cáncer fulminante, como ocurrió con Marcel Vervloessem o con Aimée Ingeveld, la valiente ciudadana belga que mandó a todos los parlamentarios belgas la lista de 500 nombres de la red de pedofilia en la que aparecía hasta el hermano del Rey de Bélgica.

Es decir que cuando es un don nadie el pedófilo en pocos meses está en la cárcel con una larga condena, en cambio cuando las investigaciones señalan a magistrados, políticos, empresarios, policías e incluso sacerdotes, entonces todo acaba en agua de borrajas, los jueces se inhiben, las pruebas desaparecen y los testimonios son insuficientes… Desde Washington a Bruselas pasando por Benicarló o Toulouse aparece que los satanistas son los que más poder tienen en nuestra sociedad, es más, Son El Poder.

Podemos seguir viendo la serie de la Duquesa de Alba, podemos ir al cine, al fútbol o a fumarnos un canuto de hilo. Podemos seguir denunciando el mercurio del pez espada o el calentamiento global. Pero la realidad es esta, y es insoportable. Porque el satanismo de las elites es posible gracias a la colaboración de cientos, miles de personas que por miedo, por dinero o por asegurarse un puesto en la estructura, van a colaborar a este horror.

En relación al satanismo, la pedofilia solo es un pequeño e insulso aperitivo. Un altísimo porcentaje de niños son violados en todo el mundo por sus familiares o personas cercanas como educadores, vecinos… Estos abusos destruyen el equilibrio emocional de los niños (aunque me consta que existen casos en que la pedofilia es vivida por el menor como una experiencia deseada, como me confiaron varias personas).

En cualquier caso, el satanismo tiene otra dimensión, porque es un ritual que persigue el placer de lo prohibido en sus más inconcebibles extremos: la muerte de la víctima.

Desde Washington a Houston (Caso Franklin) pasando por París (Affaire Coral, Dossier Zandvoort..), Toulouse (Charles y Diana hijos del Magistrado Roche), Bruselas (CAso Dutroux) o Castellón, Benicarló (Bar España) , todos los testigos y testimonios siguen el mismo camino: el que se atreve a denunciarlo puede ser destituido, perseguido por la justicia, amenazado, encarcelado, desaparecido o directamente asesinado. El médico belga Serge Tueche ha sido expulsado del Colegio de médicos por haber difundido una lista de pedófilos de la Universidad ULB.
Mientras, las víctimas y sus familiares que se atreven a hablar son tratados de mentirosos, incluso han ido a la cárcel como ocurrió con la joven Alisha Owen, del caso Franklin quien, por no retirar sus acusaciones de haber sido una esclava sexual durante años, pasó 15 años en la cárcel y dos en aislamiento total.


El satanismo es un ritual sádico erótico, completamente desconocido por la población que vive dormida en el sueño del Corte Inglés, sin embargo ha sido y sigue siendo practicado por las elites en sociedades secretas, quienes realizan estos rituales con el propósito de alcanzar otros niveles de conciencia a través del sufrimiento extremo. Someten a sus víctimas a la violación, la lenta tortura y la muerte, que suelen filmar en snuff movies para su posterior venta a precios inasequibles, reservados a las mismas élites. Jóvenes víctimas que han sido testigos de dichas ceremonias han descrito que los niños sacrificados suelen ser niños inmigrantes o sin familia, por lo que los mayores proveedores son los centros de menores, centros de deficientes psíquicos y orfanatos, es decir establecimientos estatales, y esto es posible gracias a la colaboración de los directores y educadores de los centros, así como de los médicos o de los jueces de menores. Según estos testimonios, los niños son atados, quemados con cigarrillos, sus ojos pueden ser reventados, el arma utilizada puede ser una pistola pero también en ocasiones un cuchillo eléctrico que permite ir recortando el cuerpo para prolongar el sufrimiento. Rajar el pecho con una espada para poder sacar el corazón también gusta por tener connotaciones artúricas… El desollamiento y el empalamiento también son practicados. Es curioso como encontramos una extraña similitud con los cuadros de los santos mártires de las iglesias católicas.

Su existencia en todos los continentes es conocida por los servicios secretos e investigadores, pero negada a la opinión pública, que prefiere seguir creyendo en Papá Noel y en que los que gobiernan pueden ser ladrones, pero jamás asesinos de niños a fuego lento. Para la mayoría de la población, eso es cosa de salvajes y sólo ocurre en países primitivos o en tiempo de los Incas y los Mayas.

Bélgica

Recientemente el diputado belga Laurent Louis ha sacado a la luz en el parlamento estas prácticas que salpican al primer ministro Elio di Rupo, ministros, altos magistrados y mandos policiales, médicos forenses y hasta el hermano del rey de Bélgica. Por estas declaraciones, se ha iniciado un proceso judicial y ha sido privado de la inmunidad parlamentaria.

Francia

El DossierZandvoort con 8600 fotografías de niños abusados, algunos bebés de 2 años, fue enviado por la policía holandesa a la justicia francesa y ésta prefirió mirar para otro lado. Cuando al final las fotos fueron publicadas, 81 niños fueron reconocidos por sus familiares pero después de minimizar, ridiculizar a los familiares y decirles que se habían equivocado, el dossier fue archivado y no se investigó. El que apoyó la difusión del Dossier, Marcel Vervloessem, acusado de pedófilo, claro, acabó en la cárcel en la que pasó varios años después de sobrevivir a varios cánceres.
Pero en Francia, últimamente son Charles Louis Roche y su hermana Diane, los hijos de un magistrado, quienes han realizado un espectáculo titulado Fils deJuge (hijos de juez) en el Teatro de la Main d’Or del cómico Dieudonné. El padre confesó a sus hijos que era miembro de estas sectas y en tres reuniones les contó cómo se organizaban estos rituales, dónde y quién participaba. Al poco tiempo, murió. Ahora sus hijos están dando a conocer estas prácticas que permiten comprender la inexplicable desaparición, cada año, de miles de niños y adolescentes en todo el mundo.
La censura del espectáculo Le Mur del cómico francés Dieudonné tendría el fin de castigarle por permitir se celebre este espectáculo en su teatro.

Australia

El continente austral es históricamente una gran plataforma de pedofilia y satanismo. Recientemente, se ha creado una Comisión oficial para investigar el abuso y tráfico infantil en la que los denunciantes gozan de apoyo económico, judicial y psicológico. Me tiene un poco mosca que se anuncie como “Royal Commission” …. veremos qué hacen.

EEUU

En EEUU, el rabino Nuchen Rosenberg recibió en la cara ácido clorhídrico por haber denunciado cómo, en un hammam de Brooklyn, delante de él, un viejo rabino estaba sodomizando a un niño de 6 años sin el menor escrúpulo, como si fuera algo completamente habitual.
El ya citado Caso Franklin de los años 80 permitió reforzar la protección a las redes pedosatanistas. Estas prácticas han sido descritas con todo detalle por esclavas sexuales MKUltra, como Cathy O’Brian, entre otras, señalando a Hillary Clinton como una mujer que estaba muy excitada al ver su sexo mutilado.En su conferencia describe los rituales de sexo y tortura en términos muy semejantes a las niñas francesas de este otro testimonio anteriormente citado.

En esta entrevista, Jenny Hill narra su vida como víctima del programa MK Ultra de la CIA. Este programa de manipulación mental se desarrolló a partir de la llegada de los psiquiatras nazis en los EEUU en 1945 con el Proyecto Paperclip. Los expertos nazis en manipulación mental habían descubierto con sus experimentos que sometiendo a la víctima a una miedo y dolor atroz, su personalidad se desdoblaba en múltiples personalidades que permitían manipular a esas personas con gran facilidad para convertirlas en hábiles y discretos asesinos de los servicios secretos.
Nicole Kidman’s father and clinical psychologist Antony David Kidman named as Fiona Barnett’s global elite perpetrator.
Hollywood está totalmente infiltrado por este pedosatanismo: el padre de Nicole Kidman, el psiquiatra Antony David Kidman y John Gittinger de la CIA, han sido señalados por testigos, como Fiona Barnett, de ser uno de los mayores especialistas en estas técnicas de control mental por medio de la violación reiterada y la violencia extrema.

En cuanto a España, todo es más cutre, como siempre.
Invito al lector a buscar en la red pues hay mucha información al respecto. Bastará escribir Niñas de Alcasser, Crimen de Alcasser, Juan Ignacio Blanco, Bar España y ahí sale todo para el que lo quiera saber. Aquí se repite lo que se da en los otros países: investigación bloqueada, aparece un cinta de vídeo en la que se reconoce a cuatro personas que es entregada al Ministerio del Interior y que desaparece misteriosamente, informes forenses que se ignoran, familiares acosados. periodistas amenazados de muerte como Juan Ignacio Blanco, Antonio Herrero que muere en extrañas circunstancias justo después de haber hablado del tema Alcasser en su programa.. Pero también varias personas que aparecen en el vídeo ya no viven, murieron de cánceres fulminantes…. Y todo esto con la colaboración de altos mandos policiales, altos magistrados, políticos, jueces, medios de comunicación oficiales…. hasta dicen que el psiquiatra de Felipe González, que aparecía en el snuff movie y ya ha muerto, le recomendó que participara en uno de estos rituales para desbloquear el estrés que le tenía destrozado.

Recientemente, el Ministerio del Interior ha puesto en marcha un número de asistencia a niños desaparecidos. El número escogido es 900 300 330
¿No había otro número disponible?…
Para cualquier persona mínimamente informada de la simbología de los números el mensaje es claro: detrás de ese número están los más altos grados de la Masonería.
Ya está bien de estar ocupados con las polémicas en la Sexta entre Espe y Pablito. No hay excusas. Hay que decirlo, hay que saberlo.
Netherlands King Albert, Queen Beatrix, UK Queen Elizabeth, Prince Phillip. Es difícil imaginar cuánta crueldad y sicopatía hay debajo de estos sombreros, sonrisas y uniformes.


Nada es lo que parece


Estamos en manos de asesinos sanguinarios de niños, violadores, caníbales. Tienen su chiringuito perfectamente montado porque son los jefes de la mayor agencia de inteligencia del mundo y mayor proveedor de drogas del mundo: la Cia. Disponen de enormes cantidades de dinero con las que pueden sobornar a cualquier mando intermedio, contratar los servicios de los mafiosos y asesinos a sueldo, por lo que se sitúan por encima de la Ley. Si alguien se les resiste o intenta denunciarles le hacen la vida un turrón.


¿Qué podemos hacer nosotros?


Para empezar, dejar de cerrar los ojos porque es un tema molesto y desagradable. Difundir esta información por las redes sociales, en nuestro entorno, sin miedo al ridículo, sin miedo a nada.
Sólo la luz puede vencer tanta oscuridad, por eso las víctimas están dando un paso al frente para que cese de una vez esta gran mentira. Ya estamos viendo sus frutos: el jefe de los Jesuitas Adolfo Nicolás Pachón, acusado de pertenecer a estas redes y también conocido como el Papa negro, ha dimitido. Y la presión sobre el Papa Francisco sigue el mismo camino.
 

Contador

Contador

Nada hay cuidadosamente ocultado que no haya de revelarse
ni secreto que no llegue a saberse”. Evangelio de Lucas 12:2

descripción

Saluda a la ingratitud como una experiencia que enriquecerá tu alma.
(Auguste Rodin)

 


Luisa

 

https://657b072aab060d50f8ce-d7abb53cb376b4947d77643d4b4a48d3.ssl.cf1.rackcdn.com/18465_Translator.png
Y entonces me pregunto en qué clase de sociedad vivimos, qué democracia tenemos donde los corruptos viven en la impunidad, y al hambre de los pueblos se la considera subversiva. Ernesto Sábato

Luisa Isabel Álvarez de Toledo y Maura (Luisa Isabel María del Carmen Cristina Rosalía Joaquina, conocida simplemente como Isabel en su círculo íntimo) (Estoril, Portugal, 21 de agosto de 1936 – Sanlúcar de Barrameda, España, 7 de marzo de 2008), es una historiadora y escritora española, a parte de una figura aristocrata de gran importancia, siendo XXI Duquesa de Medina-Sidonia, XVII Marquesa de Villafranca del Bierzo, XVIII Marquesa de los Vélez, XXV Condesa de Niebla, tres veces Grande de España. Fue regularmente conocida como La Duquesa Roja.

Luisa Isabel Álvarez de Toledo fue jefa de la Casa de Medina-Sidonia, que ostenta el primer ducado hereditario que se concedió en la Corona de Castilla, en 1445, y de otras casas nobiliarias, como la de Villafranca del Bierzo y la de los Vélez. Su residencia principal era el Palacio de Medina-Sidonia, situado en Sanlúcar de Barrameda, en la provincia de Cádiz, que alberga uno de los archivos privados más importante de Europa.

Sus ideales republicanos y su oposición al franquismo hicieron de ella una noble atípica, lo que le valió del sobrenombre de “la duquesa roja”. Como escritora, publicó varias novelas y como historiadora su obra fue bastante polémica y controvertida. Dedicó gran parte de su vida a la conservación y catalogación del Archivo de la Casa de Medina-Sidonia, así como a la creación de la Fundación Casa Medina-Sidonia.
Luisa Isabel Álvarez de Toledo y Maura (Estoril, Portugal, 21 de agosto de 1936 – † Sanlúcar de Barrameda, España, 7 de marzo de 2008), (bautizada como Luisa Isabel María del Carmen Cristina Rosalía Joaquina), noble española, XXI Duquesa de Medina Sidonia, XVII Marquesa de Villafranca del Bierzo, XVIII Marquesa de los Vélez,XXV Condesa de Niebla, tres veces Grande de España.

Luisa Isabel Álvarez de Toledo fue jefa de la Casa de Medina-Sidonia, la Casa ducal más importante de España por ostentar el primer ducado hereditario que se concedió (1445), y de otras muchas Casas como la de Montalto de Aragón. Su residencia principal era el Palacio de Medina-Sidonia, situado en Sanlúcar de Barrameda, Cádiz, que alberga el archivo privado más importante de Europa. Aristócrata atípica y polémica, era historiadora, conservadora del preciado archivo ducal y escritora de numerosas publicaciones. A la edad de 18 años, la XXI duquesa de Medina Sidonia, fue presentada en sociedad en Estoril, Portugal, con la Infanta Pilar de Borbón, y a pesar de todo, mantuvo durante toda su vida unos férreos ideales republicanos.

En 1967 Luisa Isabel Álvarez participó en una manifestación en defensa de los agricultores que exigían indemnizaciones a raíz de la contaminación sufrida en sus tierras por el accidente nuclear de Palomares. Fue procesada por ello y acabó en la cárcel de Alcalá de Henares, donde permanecería durante ocho meses en el año 1969. Fue liberada gracias al decreto-ley de amnistía. Desde entonces fue conocida como la “duquesa roja”. Tras la publicación de su libro La Huelga, el Tribunal de Orden Público emitió sentencia condenatoria, pero ella ya se había exiliado en Francia. Estuvo volcada hasta su muerte en la presidencia de la Fundación que gestiona la mayor parte del patrimonio de la Casa Medina Sidonia, en la investigación histórica y en la literatura.

Títulos nobiliarios
Títulos nobiliarios reconocidos por el Ministerio de Justicia ( España):
Duquesa de Medina-Sidonia, con Grandeza de España (1957)
Marquesa de Villafranca del Bierzo, con Grandeza de España (1957).
Marquesa de los Vélez, con Grandeza de España (1951).
Baronesa de Molins de Rei (1959).
Condesa de Niebla (1955).
Títulos reconocidos por el Cuerpo de la Nobleza Italiana ( Italia):
Principessa di Paternò (1957).
Contessa di Sclafani (1957).
Contessa di Adernò (1957).
Contessa di Caltabellotta (1957).
Contessa di Caltanissetta (1957).
Contessa di Caltavuturo (1959).
Contessa de Collesano (1962)
Marchessa di Calatafimi (1959).
Baronessa di Centorvi (1959).
Baronessa di Biancavilla (1959).

Luisa Isabel era hija de Joaquín Álvarez de Toledo y Caro, XX Duque de Medina-Sidonia, y de María del Carmen Maura, hija de Gabriel Maura Gamazo, I Duque de Maura, (hijo de Antonio Maura, presidente del gobierno) y de Julia Herrera, V Condesa de la Mortera. Contrajo matrimonio el 16 de julio de 1955 en Mortera, Cantabria, con José Leoncio González de Gregorio y Martí (Madrid, España, 29 de octubre de 1930), con quien tuvo tres hijos: Leoncio Alonso González de Gregorio y Álvarez de Toledo, María del Pilar Leticia González de Gregorio y Álvarez de Toledo y Gabriel Ernesto González de Gregorio y Álvarez de Toledo.

Se divorciaron en 2005, pero no convivieron sino cuatro años. Contrajo de nuevo matrimonio con su secretaria, Liliane María Dahlmann, el 7 de marzo de 2008. Falleció ese mismo día como consecuencia de un cáncer de pulmón.

Para unos era la duquesa de Medina Sidonia. Para otros, la ‘duquesa roja’. Pero, más allá de distinciones nobiliarias, Luisa Isabel Álvarez de Toledo y Maura era una historiadora, escritora comprometida y protectora del valioso patrimonio cultural heredado de su familia. A las 19.50 horas del viernes, fallecía por causas naturales en su residencia del Palacio Ducal de Sanlúcar de Barrameda.
Álvarez de Toledo nació en Estoril, Portugal, el 21 de agosto de 1936. Ostentaba el título de XXI duquesa de Medina Sidonia, la Casa ducal más importante de España al ser el primer ducado hereditario que se concedió (1445), y de otras muchas casas como la de Montalto de Aragón, duquesa de Fernandina y princesa de Montalbán, marquesa de Villafranca del Bierzo y marquesa de los Vélez. Era tres veces Grande de España y ostentaba, además, 12 títulos reconocidos por el Cuerpo de la Nobleza Italiana.

Admirada por sus inquietudes intelectuales, Álvarez de Toledo era historiadora, conservadora del preciado archivo ducal y escritora de numerosas publicaciones.
Contrajo matrimonio en 1955 con José Leoncio González de Gregorio y Martí, con quien tuvo tres hijos.
A la edad de 18 años, la XXI duquesa de Medina Sidonia, fue presentada en sociedad en Estoril, Portugal, con la Infanta Pilar de Borbón, y a pesar de todo, mantuvo durante toda su vida unos férreos ideales republicanos.
Fue miembro del PSOE a raíz de su lucha antifranquista, lo que le llevó a ser encarcelada en los años 60 en la cárcel de Alcalá de Henares, siendo conocida popularmente desde entonces como la ‘duquesa roja’.
En la actualidad estaba volcada en la presidencia de la Fundación que gestiona la mayor parte del patrimonio de la Casa Medina Sidonia, en la investigación histórica y en la literatura.
El Ayuntamiento de Sanlúcar de Barrameda lamentó en un comunicado de prensa la “irreparable pérdida” de la duquesa y anunció que la fecha y hora de las exequias “se comunicarían oficialmente”.
Como testimonio de su vida, quedan las palabras que jalonaban, en el momento de su fallecimiento, la página web de la Fundación, a la que tanto empeño puso la duquesa: Equidad, Ética, Valor, Trabajo, Constancia.
Luisa Isabel Álvarez de Toledo custodia, en su palacio de Sanlúcar de Barrameda, uno de los archivos privados más importantes de Europa. Más de seis mil legajos y seis millones de documentos reflejan la vida civil y política en el ducado de Medina Sidonia a lo largo de ocho siglos. Ahora trabaja para que el legado no sea trasladado en el futuro fuera de Cádiz.

Luisa Isabel Álvarez de Toledo, duquesa de Medina Sidonia, marquesa de Villafranca y de los Vélez, se ha enfundado en una chaqueta de lana para protegerse del frío reinante en los salones del palacio. Adusta, menuda, ágil y con el corto cabello sin teñir, su imagen no concuerda en absoluto con la joven vestida de blanco que posó para el retrato que cuelga en el rellano de la escalera. Entonces era una noble heredera. No mucho tiempo después se convirtió en la duquesa roja. Y hoy es la propietaria de un inmenso palacio que cuesta mucho trabajo mantener y de uno de los dos archivos privados más importantes del país, en competencia directa con el de la casa de Medinaceli.

La duquesa no había cumplido veinte años cuando heredó el palacio de los Guzmanes, donado por Fernando IV hace ocho siglos a su antepasado Alonso Pérez de Guzmán. Tuvo que hacerse cargo, además, de un ingente y polvoriento legado documental depositado por su familia en un guardamuebles de Madrid. Isabel cargó el archivo en un camión, lo trasladó al palacio de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz), lo desempolvó, lo clasificó y se ha pasado media vida investigándolo.

El archivo consta de más de seis mil legajos y seis millones de documentos que reflejan la historia del Ducado y otras casas de la nobleza española desde principios del siglo XIII. Hay escrituras, contratos, sentencias judiciales, cartas, avisos y documentos eclesiásticos que constituyen un material de primer orden para los historiadores y que en los últimos años han sido objeto de treinta tesis doctorales.

La conversación se desarrolla en un pequeño despacho de la segunda planta del palacio, en el que la duquesa se encierra a trabajar a diario para mantener vivas sus páginas de Internet, su refugio tras haber sido expulsada del mercado de las editoriales. Cuarenta años de lucha contracorriente la han convertido en un ave solitaria. Desconfía de las administraciones, a las que acusa de no prestarle ninguna ayuda, y asegura tenerlo todo “pensadísimo” para que el archivo no sea sacado nunca de la ciudad que bulle junto a la desembocadura del Guadalquivir.
P – ¿Las administraciones públicas han dado muestras que de valoran la importancia de su archivo?
R –Interés por llevárselo sí que han mostrado. Pese a que es un archivo que está perfectamente bien, todo el interés es quitarlo de mi control. Y lo peor es que quieren enterrarlo en Távera [Toledo] ¡A ver quién va a investigar a Távera! Eso es un auténtico cementerio de documentos.
P -¿Existe la posibilidad de que el legado sea sacado fuera de Sanlúcar?
R –Mientras yo viva lo veo difícil, primero porque tengo la fuerza moral. Según los estatutos de la Fundación no puede salir absolutamente nada. Y los estatutos los puedo cambiar yo, pero no los que vengan detrás.
P -¿Pero qué pasará cuando no esté usted?
R –Lo tengo pensadísimo. Como le digo, esto es una Fundación, de la que yo soy la presidenta, y en la que están además de un paleógrafo de Sevilla, un abogado de Sanlúcar, dos representantes de la UNED y dos de mis colaboradoras. Ahora estamos en trámites para modificar los estatutos, porque lo pide la ley. Queremos funcionar con una ejecutiva reducida, de dos o tres personas, y un patronato más amplio en el quepretendemos que entren el Ayuntamiento y, a ser posible, la Junta de Andalucía.
P -¿Su propuesta ha encontrado buena acogida?
R –Con estos políticos nunca se sabe. Porque pueden tener muy buena voluntad, pero llega una orden de arriba y cambian de la noche a la mañana. El alcalde de Sanlúcar sabe cuál es la intención, porque le he dicho algo.
P -¿Cuál ha sido su principal hallazgo entre los documentos que custodia?
R –Fue importante encontrarme un documento de 1463 según el cual, entre los cabos de Agüer y Bojador había ríos navegables, con pesquerías. Eso lo pude seguir a través de la isla de Modogor: fértil, con riberas, con bosques, con pastos y que está documentada hasta 1619. Seguí investigando y, cuál no sería mi sorpresa cuando descubrí que el río Agüer es el Amazonas y que la isla de Mogodor es la isla Johannes, que está en la desembocadura del Amazonas.
P -¿En eso basa su tesis de que no fue Cristóbal Colón quien descubrió América?
R –Acusan a este archivo de haber documentado que Colón no descubrió América y de que no hubo Descubrimiento. Y no es exactamente así, sino que aquí encontré el documento que me llevó a otros documentos que avalan esa tesis. La parte más importante de esos escritos está en Simancas.
P -¿Y también hay documentos que prueban que hace ocho siglos había elecciones democráticas?
R –Fue muy importante descubrir que los alcaldes y los municipios no se nombraban a dedo, que desde el siglo XIII los elegía la gente: al señor le daban una lista con dos nombres para cada cargo y podía tachar uno. Y descubrir que había pleitos.
– Sanlúcar debió ser un enclave muy rico, muy avanzado para su época. ¿Qué papel desempeñaban las mujeres?
— Los primeros telares que hay en Sanlúcar en el siglo XVI son de una señora, Isabel Losarte, de origen flamenco, a la que se le ocurre montar una fábrica. La mayor importadora de madera de abedul era una mujer zapatera. Había otra que importaba cobre y hierro para los arcabuces. Y otras estaban en su casa cosiendo. Tengo en mi página una mujer cuyo marido se había dedicado a sus labores porque ella era polvorista, estaba a sueldo de los Reyes Católicos.
– ¿Cree que el archivo es suficientemente conocido y valorado?
— Ni siquiera el de Simancas lo es. Yo he encontrado allí seis documentos de Cristóbal Colón, de él y dirigidos a él, que ni siquiera han sido nunca publicados. En este país no hay ningún archivo que esté bien investigado. En el mío, por lo menos, están todos los documentos abiertos, al cien por cien. En los nacionales no ocurre así, y eso es grave.
– ¿Cómo son las condiciones de conservación?
–Perfectas. No tenemos hongos, al contrario que los demás, que han cometido el error de meter el aire acondicionado. El papel necesita luz y aire.
– ¿Controla la Junta de Andalucía la salud de los documentos?
— Cada vez que los controlan se inventan una barbaridad. Si lo hicieran con frecuencia acabarían con los documentos. Una vez nos trajeron una cosa buenísima para ponérsela a los papeles y menos mal que no lo hicimos. Era veneno puro. Lo que hacemos es fumigar el aire una vez al año, sin tocar los papeles.
– ¿Cuáles son los mayores peligros que acechan a los documentos que custodia?
— Los gusanitos y los pescaditos, y toquemos madera que no tenemos ninguno. He matado cantidad. Traía a barullo de Madrid y los he matado al dedete, que es como se matan.
– Lo suyo con este archivo es un sacerdocio.
— No es para mí. Es para los demás. Quien no conoce su pasado no podrá analizar su futuro.
– ¿Conservar el palacio de los Guzmanes le ha dado más disgustos que satisfacciones?
— Por supuesto. Tenga en cuenta que esto tiene una superficie de 14.500 metros con el jardín. Aunque ahora, desde que hemos abierto la cafetería, compruebo que a la gente le gusta y está contenta. Se pueden pasear por el jardín y tomar algo. También tenemos visitas guiadas los domingos.
– ¿Qué ha sido lo peor que le ha pasado desde que lo heredó?
— Pues tener un monumento BIC [Bien de Interés Cultural], que además fue reconocido ya por la República, y ver que a este monumento no se le presta ninguna ayuda y a los demás sí. Porque la injusticia, aunque se sepa que se practica, siempre molesta cuando se padece.
– ¿Se siente maltratada por los poderes públicos?
— Maltratada no. Lamento por ellos que cometan injusticias. Preferiría tener un Gobierno con el que me llevara fenomenalmente bien.
– Según usted, el palacio sigue en pie contra viento y marea.
— Exactamente. Porque lo que querrían es tirar esto y hacer casas de pisos. La Junta ahora nos ha consolidado dos tapices y eso es de agradecer. Y por lo menos no nos va a la contra, que eso es importante. Antes han ido a la contra. Respecto al Ministerio de Cultura, nos hace pagar mucho y nos pide la intemerata. Las autoridades españolas son las más gregarias del universo. La excepción no se contempla. Reglamentan hasta la respiración. Este es el mundo de Orwell.
– ¿Le gusta nadar contra corriente?
— ¿Por qué me adjudica usted gustos que no tengo? ¿Se cree que no iba a ser mas feliz en otro país? Pues naturalmente que sí. ¿Y por qué cree que estoy aquí? Pues porque está ahí ese archivo. Si no, no me quedaría ni cinco segundos, porque no me gusta nadar contracorriente.
– ¿ Y por qué luchó contra la dictadura, proviniendo de la nobleza?
— Luché contra la injusticia. Si la dictadura hubiese sido justa, con un dictador capaz de aguantar las críticas, me hubiese importado un pimiento.
– ¿Se ha sentido muy sola lejos de los planteamientos ideológicos de su clase social?
— ¡Qué manía de encasillar a la gente por nacimiento!
– Es que no puede evitar haber nacido con un título de duquesa y dos de marquesa.
— Eso son etiquetas. Los seres humanos somos todos diferentes. A estas alturas del partido, cuando tenemos el mapa del genoma humano, cuando sabemos que no se repite, que cada cual es genuino, es desatinado que se empeñen en esa uniformización por clases y por sectores. Es ir contra la ciencia.

– No me diga que es frecuente que una mujer procedente de la nobleza tome partido por causas que la llevan a la cárcel e incluso al exilio.
— En la cárcel estaba media España en aquel momento, no era ningún mérito extraordinario. Cuando cayeron las bombas de Palomares, que organicé la manifestación en Madrid, mi abuela dijo: “Es una causa de justicia y yo estoy dispuesta a ir a la cárcel con mi nieta”. Y ella era de derechas.
– ¿Entonces se ha sentido apoyada por su familia?
— Por supuesto que no. De mi familia lo único obtuve fue el apoyo envenenado de una tía mía que se presentó en la cárcel para ofrecerme un indulto. Yo estaba deseando, pero había un problema. Tenía que arrepentirme de lo que había hecho y yo no me arrepentía en absoluto. Le diré que fue el ministro Oriol, que era el titular de Justicia entonces, el que redactó mi petición de indulto. Aquello coincidió con el nombramiento del Príncipe de España como heredero, y no querían el titular que salió en The New York Times: “El título más antiguo, en la cárcel, y el más moderno, heredero del Trono”.
– ¿Le molesta que la llamen la duquesa roja?
— Me da igual. Si se refieren a un enfoque del análisis materialista dialéctico tanto de la Historia como de la vida, en ese caso sí soy roja. Porque es la manera que tengo de enfocarla Historia y la vida.
– Pero ser rojo no está de moda.
— Hay dos formas de ver las cosas desde los tiempos de los clásicos. Una es observar la realidad y obtener conclusiones. Cuando dos se pelean, el idealista acusa al que está machacando a su rival. El materialista, por el contrario, se pregunta por qué se pelean y qué ha hecho el otro para que le peguen. El materialista nunca juzgará si no tiene información, mientras que el idealista va a adaptar la realidad a su idea. Hoy impera la filosofía idealista y la prueba es que hemos hecho dos guerras, la de Afganistán y la de Irak, basándonos en un supuesto falso.
– ¿Se considera una escritora maldita en España?
— Ni maldita ni no maldita. Ya no hablo con los editores. Si no llego a haber publicado tres libros fuera de España, con las críticas que he tenido, creería que no se escribir. Aquí surge un buen historiador y se lo cargan en una semana. A mi no me pudieron cargar porque ya venía con la carrera hecha.
– Aún así, sigue trabajando y escribiendo.
— Sigo trabajando en una cosa que se llama internet, que no la pueden cortar aunque quieran. Porque no me pueden impedir irme a un servidor americano.
– ¿Nunca ha sentido ganas de tirar la toalla?
— A veces he tenido ganas de echarme al monte, pero estoy vieja para eso. Hay un refrán del Conde de Lucanor: “Puede más un desayudador que todos los desayudadores”. Y aquí tenemos muchos, y muy poderosos. Yo me contentaría con que me dejasen en paz.

Dios acoja en su seno a tan distinguida como humana persona.

https://patrickrealstories.files.wordpress.com/2018/01/img-20180101-wa0001249356111.jpg?w=740

The Red Duchess – Luisa Isabel Álvarez de Toledo

I’ve just finished writing a short biography of a woman who first captured my imagination after I read an article about her in La Luz Magazine a few years ago. She lived in a palace in Sanlúcar de Barrameda and although I am not normally a fan of duchesses I have become rather fond of this one, as she swam against the tide all her life.

Luisa Isabel María del Carmen Cristina Rosalía Joaquina Álvarez de Toledo y Maura, Isabel to her friends, was the 21st Duchess of Medina-Sidonia, one of the oldest aristocratic families in Spain. She left her husband after having three babies in quick succession and then deposited the children with her grandparents while they were still small. She became known as the Red Duchess (la Duquesa Roja) because of her political convictions. She organised strikes amongst fishermen and vineyard workers, campaigned for compensation for locals affected by a nuclear accident, was imprisoned under the Franco regime, gave away property to build housing for the poor, and started a school for local children in the Palace. She drank in the local bars, wore men´s clothes and smoked like a chimney. She is still fondly remembered in Sanlúcar as “la Duquesita”.

A prolific writer and a controversial historian, Isabel inherited one of the largest private historical archives in Europe. She dedicated her life to its organisation and preservation and set up the Fundación Casa Medina Sidonia to ensure it would be made freely available for historical research. She found evidence in the archive that the Moorish sailors discovered America before Columbus and that her ancestor Guzmán el Bueno, hero of the Christian reconquest, was a Moor. Controversial to the end, on her deathbed she married her female companion and secretary so that the archive, the Palace and its contents would not be divided amongst her children, who remain convinced that she deprived them of their inheritance.

Isabel was the product of generations of aristocrats, politicians, historians, warriors and controversial figures. Despite her strong belief in social justice she never renounced her titles, and is it intriguing to ponder what she saw as the role of the nobility in contemporary Spain, and where she saw herself within that structure. Certainly her titles protected her from almost certain execution following her outspoken criticism of Franco, but she retained them long after his death. How did she resolve the apparent contradiction of passing on the line of Spain’s oldest dukedom with her professed Republicanism? Was her devotion to history and her family’s place in it stronger than her political conscience? Did she believe in noblesse oblige, the responsibility of the privileged to the less fortunate? Why, as an outspoken campaigner for civil liberties, did she keep quiet about being a Lesbian? Why, as a lifelong atheist, did she call for the last rites on her deathbed?
The Palace is open to the public and there are nine beautiful guest rooms around the courtyard garden where you can stay in Renaissance splendour from €70 for a double room including tax and breakfast.
Palacio Ducal de Medina Sidonia in Sanlúcar de Barrameda
Accommodation in the Palace
The Courtyard Garden
The Archive

superduque

botongifcorazonplateado1

Contador