Mi patria es todo el mundo.

Loa

Canarias

Gloria de Atlantes en el corazón del mar

Navega Canarias como barco sublime

En su espolón de proa Tenerife,

Enfila el inmenso océano de esperanzas

Que Las Palmas acoge en el alma.

Este barco de ilusión hincha sus velas

A una brisa cierta de fantásticas sombras

Mientras el Sol brilla en su popa dorada.

Hierro, Gomera, Palma, Lanzarote

en hermandad de lo bello

Iza en su palo mayor la insignia magna azul de mar

Entre lo blanco de lo puro y el oro amarillo

Del preciado tesoro de sus gentes.

No por imaginarlas fueran más bellas mis hermosas islas

no por no verlas se calma el ansia de morar bajos sus cielos

Pero Canarias es más grande aún que el pensamiento

Y si en nuestro corazón cupiera,

aunque solo fuera un trocito de este paraíso

Raudo volaría a enrolarme en este barco de amor

Que ahora es mi Tierra.

superduque

botongifcorazonplateado1

Contador


Oda a la mierda

Dedicado a tod@s los que, sin motivo, se fueron y a los que se irán:
comed mierda, basuras, diez mil millones de moscas no pueden equivocarse
Es como viento que pasa
engendrado entre mi vientre
que con sopores calientes
sofoca la hez de las almas
Loco estubo por salir
en explosión controlada
y ahora perfuma todo él
esta pestilente estancia
Cagar, ¡Oh, placer divino! que en ningún otro momento
no pudiera el más amigo hacer por uno el favor
de aflojarse el cinturón dejando al aire el ombligo.

Cagar, ¡Oh, delicia hermosa! Apretando con pasión
mientras que sale el “mojón” sentir como se destroza
la mierda sobre la loza acompañando su olor
la deposición gloriosa de un enorme cagajón.

A cada golpe de esfuerzo ya se ve, ya asoma presto
el oloroso montón, suben vapores prohibidos
de aromas de algo comido, de esencias para inhalar
acompañando sonidos de unos “cuescos” al azar.
Y un gusto nuevo se siente cuando las heces calientes
van saliendo de su hogar, un nuevo placer alzado
a los más sublimes gozos distribuyéndose en trozos
y burbujas humeantes de brillantes excrementos
e inenarrables momentos de porquerías en trance.

El mismo Zeus en un viento terrible que hizo en el acto
mil truenos causando espanto salieron de su barriga
y evacuando al mar y al cielo sus deíficas boñigas
salpicaron las esquinas del Olimpo de los cielos.
Y la porquería avanza en caravanas de tormentas
como orzas que revientan, una con punta de lanza,
otra roma, otra laxa y otras en forma de lezna.

¡Que felicidad de aquél que acabó su sufrimiento!
poniendo fin al tormento que sus tripas sostenían
como vulgar porquería nublándole la razón
en magna deposición recuperó la alegría
que el cagar le devolvió el bienestar y la vida.

 

 

 

Que bonito es mi Blog

botongifcorazonplateado1

Contador


A ESPAÑA Y SU REPÚBLICA

descripción

Spain, 1873-74 by Walt Whitman (1819-1892)

Out of the murk of heaviest clouds,
Out of the feudal wrecks and heap’d-up skeletons of kings,
Out of that old entire European debris, the shatter’d mummeries,
Ruin’d cathedrals, crumble of palaces, tombs of priests,
Lo, Freedom’s features fresh undimm’d look forth–the same immortal
face looks forth;
(A glimpse as of thy Mother’s face Columbia,
A flash significant as of a sword,
Beaming towards thee.)
Nor think we forget thee maternal;
Lag’d’st thou so long? shall the clouds close again upon thee?
Ah, but thou hast thyself now appear’d to us–we know thee,
Thou hast given us a sure proof, the glimpse of thyself,
Thou waitest there as everywhere thy time.

Original version

https://i0.wp.com/api.ning.com/files/Ug-Ogup9PZ-oO*aYjriyoioR4AGBNpXiqhVSos*VWPVmXWlTRVUqlGVgq7JniYNzmfgXCAS4xh8k68fE6YRTOhsRIHoQooQF/animadomm.gif

A ESPAÑA Y SU REPÚBLICA, el poema de WALT WHITMAN

El gran poeta lírico norteamericano Walt Whitman (1819-1892) se encontraba en Europa
a inicios de los años 70 del s. XIX. Conocedor y respetuoso con la cultura española,
cuya presencia en América siempre tuvo presente con cierta devoción, la noticia de la
proclamación de la Joven Primera República Española el 11 de febrero de 1873 le llevó
a escribir este poema, en el que señala cómo de entre los restos de un pasado agotado
y que no es sólo el español, sino el de Europa entera— renace la libertad en la forma
de República. En la visión de Walt Whitman, en aquel viejo país agotado anterior a
1873-74, la libertad renace y con ella España, a quien ahora y merced a la República
sus Hijos americanos pueden llegar a conocer realmente pues su verdadero rostro es el
de la libertad; aunque teme que nubes oscuras se ciernan de nuevo sobre ella, el destello
de la República de aquellos días mostró su rostro verdadero. La imagen empleada para
resaltar lo fugaz pero intenso del momento es de gran belleza; nos describe la luz de la
joven República como el fulgor de una espada, como el reflejo fulgurante que sale una
espada cuando la desnudas y blandes, es decir, la República como la espada de la Libertad;
no es por nada que Witman sea considerado un poeta de gran alcance.
Walt Whitman no se refiere solamente a España, sino a la libertad que aguarda, allí y en
todas partes, a aflorar entre los obstáculos, a salir a la luz y alcanzar a todo mundo.
Es la libertad, la verdadera protagonista del poema, y la España del 73 quien la convoca.
Libertad universal, República universal, la fraternidad y la España de 1873 como ejemplo
en aquel instante, podríamos decir que en estas ideas se resume el bello poema de Walt
Whitman a nuestra primera república, un mensaje de esperanza, una ilusión que sigue
siendo necesaria en estos días de penumbra que vivimos.
La versión de Armando Vasseur —quizá la primera— es controvertida pues se toma algunas
licencias. Vasseur, uruguayo de familia emigrante francesa, es un ardiente patriota y
americanista, «retocará» el sentido de algunos de los poemas, añadiendo referencias a
su país o al Río de la Plata en algunos versos en los que el autor repasa las tierras
americanas. En el poema que nos ocupa, Vasseur traduce como «América», la voz escogida
por WHitman «Columbia»; una traducción quizá más ajustada a «A glimpse as of thy Mother’s
face Columbia», podría ser «una visión fugaz del rostro de tu madre es, ¡oh Columbia!,
en vez de la opción de Vasseur «Una visión rápida como el rostro de tu madre ¡oh América!».
Pero además de esa «colonización latinoamericana», Vasseur se toma otras licencias. «Crumble»,
en sajón antiguo está relacionado con «migas», pero no vemos correcto el uso de esta acepción,
y es por ello que escogemos «desmoronados» para los palacios de esa«entera» Europa, llena de
ceremonias vacías (mascaradas sin sentido ya), caídas catedrales y tumbas de viejos sacerdotes,
aunque optamos por mantener la opción de Vasseur de tumbas levíticas para esta última.
Se ofrece aquí, por tanto, una versión nueva, que seguro es mejorable, pero que creemos es más
legible en castellano que la que en su día nos dio Vasseur. Agradeceríamos opinión o noticia
de otras versiones al castellano.
Disponemos el poema en dos formas, nuestra versión, basada en el diálogo entre la de Armando
Vasseur (Walt Whitman. Poemas, (Versión de A. Vasseur), Sempere editor, Valencia 1912, pp. 41,
y el original en inglés tomado de Collected works of Walt Whitman.

https://i0.wp.com/api.ning.com/files/Ug-Ogup9PZ-oO*aYjriyoioR4AGBNpXiqhVSos*VWPVmXWlTRVUqlGVgq7JniYNzmfgXCAS4xh8k68fE6YRTOhsRIHoQooQF/animadomm.gif

España (1873-1874)
por Walt Whitman (1819-1892)

De los costados oscuros de plomizas nubes,
De entre restos feudales y esqueletos
amontonados de los reyes,
De los escombros de una Europa entera de mascaradas vacías,
caídas catedrales, desmoronados palacios y tumbas levíticas,
¡Mirad! He aquí que se alzan las rejuvenecidas facciones
de la Libertad,
Un relámpago deslumbrante como el de una espada,
Luce hacia ti.)
No creas que te olvidamos, madre nuestra;
¿Has quedado largo tiempo atrás?
¿Las nubes van a cerrarse de nuevo sobre ti?
¡Ah! pero ya te has mostrado a nosotros, en persona,
Ahora te conocemos,
Dejándote entrever nos has dado una prueba infalible,
¡De que allí, como en todos lados, aguardas tu hora!

https://dedona.files.wordpress.com/2012/02/republica-espac3b1ola.png?w=950

fin

botongifcorazonplateado1

Contador

https://i2.wp.com/www.cuartopoder.es/deidayvuelta/files/2015/04/CABECERA_NO_TTIP.jpg

Firmar

Contra el T.T.I.P.

NO A LA LEY MORDAZA

descripción


Vicente Ferrer

Vicente Ferrer (Barcelona, 1920 – Anantapur, India, 2009)

Ex jesuita español que a lo largo de más de cincuen ta años desarrolló en la India una ingente labor contra la pobreza, primero como misionero de la Compañía de Jesús y luego al margen de esa institución.

Estudiaba bachillerato en Barcelona cuando, a los 16 años, hubo de luchar con el bando republicano en la Guerra Civil Española. Estuvo destinado en el frente del Ebro y, tras la victoria de los nacis, fue hecho prisionero y llevado a un campo de concentración en Betanzos. Después volvió a Calella, localidad donde había pasado parte de su infancia, y siguió durante tres años la carrera de derecho. El 17 de octubre de 1944 ingresó en la Compañía de Jesús, y comenzó los estudios eclesiásticos en un monasterio al pie del Moncayo.

Terminada su formación, fue ordenado sacerdote en marzo de 1956. Su primer destino fue una casa de oración en Puna, en el sudoeste de la India, donde debía dedicarse solamente a la vida espiritual. Allí aprovechó para estudiar maratí, la lengua local, y poco a poco tomó conciencia de que debía pasar de la vida contemplativa a la acción. Habiendo aprendido carpintería y lampistería, decidió irse tres meses a las montañas con una tribu de Katkánis.

En 1958, con 38 años, fue destinado a la misión de Mammadh, en el Estado de Maharashtra, una de las zonas más pobres del país. Al cabo de tres años ya había creado una gran escuela para estudios primarios y bachillerato, con 28 clases, y un dispensario-hospital. Sin embargo, la verdadera revolución que llevó Ferrer a Mammadh fue un programa para la fertilización de las tierras. Para llevarlo a cabo hubo de convencer a los agricultores de que la única manera de salir de la pobreza era trabajar ellos mismos los campos y no esperar limosnas. Les obligó a cavar pozos en sus propios huertos, pagándoles sueldos escasos y dándoles trigo enviado por Cáritas.

Poco a poco muchas personas dejaron sus familias, respondiendo a la llamada de Ferrer, y comenzaron una campaña de ayuda a los campesinos. Así nació la Maharashtra Shetkari Seva Mandal (Sociedad al servicio de los campesinos de Maharashtra).

Pronto empezó a recibir presiones tanto de la Compañía de Jesús como de los políticos nacionalistas y radicales, que solicitaron al gobierno su expulsión de la India. El 27 de abril de 1968, Vicente Ferrer recibió una orden de expulsión.

Durante un tiempo, mientras la ejecución de la orden iba aplazándose, miles de campesinos de Mammadh recorrieron los 250 kilómetros que les separaban de Bombay para colapsar las calles y protestar en mítines multitudinarios. Se organizó un Comité en Defensa del Padre Ferrer, formado por distintas personalidades de todos los campos de la cultura y la religión, y el sacerdote fue propuesto al Premio Nobel de la Paz tras haberse recogido 25.000 firmas de España, Alemania, Italia, India y Estados Unidos.

El gobierno terminó dando marcha atrás, y en el último gran mitin de apoyo a Vicente Ferrer se leyó con júbilo un telegrama de la primera ministra, Indíra Gandhi: “El padre Ferrer marchará al extranjero por unas cortas vacaciones y será bienvenido a su vuelta”. En octubre de 1968 le fue concedido el visado y regresó a la India a principios de 1969, no sin algunos problemas, pues casi ningún gobernador de los 22 estados hindúes quiso recibirle.

En 1969 fundó en Anantapur el Consorcio para el Desarrollo Rural (RDT). Para esta tarea contó con la ayuda del británico Ronald Hudson, de àction éight, y de otras organizaciones no gubernamentales de Holanda, Alemania, Francia y España. En abril de 1970 se casó con la inglesa Ana Perry, periodista y colaboradora suya desde los inicios. Fue por ello expulsado de la Compañía de Jesús, que le cerró todas las puertas en la India.

En 1978 entró en contacto con Action Aid en Londres. Allí se interesó por la fórmula de crear un vínculo entre la persona que daba dinero y el beneficiario del mismo, de forma que se promoviera el contacto entre ambas personas, aunque fuera a distancia. En octubre de 1994 decidió crear en Barcelona la Fundación Vicente Ferrer y puso en marcha la figura del “padrino”: por tan sólo 2.500 pesetas al mes cualquier persona podía apadrinar a un niño de la India. Esa cantidad permitía garantizar para el niño comida diaria, enseñanza, dos vestidos al año, atención médica, vacunas y medicinas.

El 19 de junio de 1998, Ferrer fue galardonado con el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia. Compartió el premio con Muhammad Yunus, creador del Banco de los Pobres de Bangladesh; Joaquín Sanz Gadea, médico español en el Congo; y Nicolás Castellanos, misionero español en Bolivia.

La obra de Vicente Ferrer al frente del Consorcio para el Desarrollo Rural (RDT) fue además premiada con el Premio Nacional al Mejor Proyecto Ecológico (1994) que concede anualmente el Gobierno holandés. Ese mismo año logró inaugurar la Colonia Deulofeu: doce casas blancas que disponían de luz y agua gracias a la energía solar.

Aunque esperada, su muerte un viernes de madrugada de 2.009, causó un inmeso dolor en el distrito indio de Anantapur, donde levantó de la nada una de las mejores redes de asistencia social de la India.

Actualmente, la Fundación Vicente Ferrer que fundó hace 4 décadas presta asistencia a más de 120.000 niños, 60.000 madres y 15.000 minusválidos. La memoria del gran filántropo catalán perdurará en el corazón Anantapur y en las numerosas escuelas, hospitales y obras sociales que levantó en esta desértica región junto a su esposa Anne Perry y sus 3 hijos.

Que Dios, en su infinita misericordia, le premie con el mas preciado
bién, cuál es la vida, en su nuevo mundo de justicia y bondad.

fin

Contador

superduque


Vientos del pueblo

Vientos del pueblo me llevan, vientos del pueblo me arrastran,
me esparcen el corazón y me aventan la garganta.
Los bueyes doblan la frente, impotentemente mansa,
delante de los castigos: los leones la levantan
y al mismo tiempo castigan con su clamorosa zarpa.


No soy de un pueblo de bueyes, que soy de un pueblo que embargan
yacimientos de leones, desfiladeros de águilas
y cordilleras de toros con el orgullo en el asta.
Nunca medraron los bueyes en los páramos de España.
¿Quién habló de echar un yugo sobre el cuello de esta raza?
¿Quién ha puesto al huracán jamás ni yugos ni trabas,
ni quién al rayo detuvo prisionero en una jaula?


Asturianos de braveza, vascos de piedra blindada,
valencianos de alegría y castellanos de alma,
labrados como la tierra y airosos como las alas;
andaluces de relámpagos, nacidos entre guitarras
y forjados en los yunques torrenciales de las lágrimas;


extremeños de centeno, gallegos de lluvia y calma,
catalanes de firmeza, aragoneses de casta,
murcianos de dinamita frutalmente propagada,
leoneses, navarros, dueños del hambre, el sudor y el hacha,
reyes de la minería, señores de la labranza,


hombres que entre las raíces, como raíces gallardas,
vais de la vida a la muerte, vais de la nada a la nada:
yugos os quieren poner gentes de la hierba mala,
yugos que habéis de dejar rotos sobre sus espaldas.
Crepúsculo de los bueyes está despuntando el alba.


Los bueyes mueren vestidos de humildad y olor de cuadra;
las águilas, los leones y los toros de arrogancia,
y detrás de ellos, el cielo ni se enturbia ni se acaba.
La agonía de los bueyes tiene pequeña la cara,
la del animal varón toda la creación agranda.


Si me muero, que me muera con la cabeza muy alta.
Muerto y veinte veces muerto, la boca contra la grama,
tendré apretados los dientes y decidida la barba.


Cantando espero a la muerte, que hay ruiseñores que cantan
encima de los fusiles y en medio de las batallas.

fin

®

superduque


Loa literaria

Si no naciera el gran Lope, si Cervantes no estuviera,

Calderón diría que a Shakespeare lo forjaron de la estela

de la gloria de los siglos, de literatura excelsa.

fin

 

Ya Dickens diría lo mismo mirando la calavera que Hamlet

sacó del nicho, y Quevedo en burla hecha, de la muerte y

de la vida Góngora loa EXCELSA ofreciera.

fin

A Zorrilla le encantara ver a Don Juan con Julieta,

Pigmalión preferiría a su bella Galatea, para convertir

en mármol al mercader de Venecia.

fin

Ayer nos regaló su obra hoy alaba su grandeza toda alma

que ante un libro inclinando la cabeza besa las grandes

palabras que navegan en sus letras.