Mi patria es todo el mundo.

arte

Carmen Sevilla

      María del Carmen García Galisteo, conocida artísticamente como Carmen Sevilla (Sevilla, 16 de octubre de 1930), es una actriz, cantante, bailarina y presentadora de televisión española.
Arte, gracia, todo un derroche de clase, simpatía y una belleza andante como pocas hubo en el planeta.

Como bailarina

Carmen Sevilla inició su carrera artística como bailarina en 1942 cuando sólo contaba con doce años, gracias a la que pasó a ser su madrina artística, la cantante y actriz Estrellita Castro, quien se fijó en ella cuando la jovencita Carmelilla fue al Teatro Calderón de Madrid a hacerle entrega de unas letras escritas por su padre. Fue entonces cuando pasó a formar parte de los espectáculos de Estrellita.

Uno de sus primeros trabajos fue en el espectáculo Rapsodia de España, del Marqués de Montemar, junto a Charo León y Ana Esmeralda. Posteriormente se unió a este elenco la también sevillana Paquita Rico como cancionetista. De ahí pasó a las Compañías del Príncipe Gitano y de Paco Reyes.

Posteriormente Carmen siempre ha bailado en todas sus películas y espectáculos una vez centrada su carrera en la de actriz y cantante.

En el año 2005, a la edad de setenta y cinco años, Carmen Sevilla pasó a formar parte del elenco de famosos concursantes del programa ¡Mira quién baila!, de TVE, donde se la pudo ver bailando distintos estilos, incluso se atrevió con un rap.

Como actriz de cine, Años 1940
Sus primeras apariciones en la gran pantalla tuvieron lugar en 1946 gracias a su breve aparición en el documental Hombres ibéricos de Domingo Viladomat y en 1947 el realizador Juan de Orduña le dio la oportunidad de debutar con un breve papel en el largometraje Serenata española. En 1948 consiguió su primer papel protagonista en Jalisco canta en Sevilla, donde compartió créditos con Jorge Negrete.

 

Años 1950

Una de sus películas más emblemáticas la protagonizó en 1952 junto al popular Luis Mariano, Violetas Imperiales, y con quien repetiría en la gran pantalla en títulos como El sueño de Andalucía y La bella de Cádiz.

Ha sido protagonista también durante esta década de películas como Cuentos de la Alhambra (1950), de Florián Rey, La hermana San Sulpicio (1952), de Luis Lucia, Violetas imperiales (1952), de Richard Pottier, Gitana tenías que ser (1953), La pícara molinera (1954), de León Klimovsky, La fierecilla domada (1955), de Antonio Román, La venganza (1957), de Juan Antonio Bardem (primera película española candidata al Premio Óscar a la Mejor Película de habla no inglesa), Los amantes del desierto (coproducción ambientada en Egipto y coprotagonizada por Ricardo Montalbán) y Pan, amor y Andalucía (1958), de Javier Setó.

Años 1960


En 1962 se estrenó la película El balcón de la luna donde se unieron por primera vez para trabajar juntas en un largometraje Carmen Sevilla, Lola Flores y Paquita Rico, ambas también actrices y cantantes populares del momento y a las que bautizaron con el sobrenombre de “Las mi almas” o “Las tres Marías”.

Carmen Sevilla fue una actriz española pionera en participar en coproducciones americanas y europeas, que le permitieron dar la réplica a estrellas de Hollywood como Paulette Goddard, Jeffrey Hunter y Charlton Heston, y a los italianos Vittorio De Sica y Raf Vallone. Ella misma pudo convertirse en una gran estrella, pues rechazó un contrato de siete años con un gran estudio de Hollywood, prefiriendo centrar su carrera en España. Lo que no le impidió dar el salto al cine anglosajón al interpretar Rey de reyes (1961) de Nicholas Ray, rodada en España, donde encarnó a María Magdalena.

En la década de los sesenta interpretó películas destacadas como Buscando a Mónica de José María Forqué (1962), Crucero de verano de Luis Lucia (1964), Camino del Rocío de Rafael Gil (1966), Enseñar a un sinvergüenza de Agustín Navarro (1969) o La guerrillera de Villa de Miguel Morayta (1969).
 

Años 1970
Carmen Sevilla en 1979

    A partir de esta década intentó relanzar una carrera cinematográfica que comenzaba a languidecer y adoptó un nuevo registro, con papeles más dramáticos y una estética pseudoerótica, habitual en la época,11? que la llevó a protagonizar títulos como Un adulterio decente (1971), de Rafael Gil, La cera virgen (1972), de José María Forqué, No es bueno que el hombre esté solo (1972), de Pedro Olea, La loba y la paloma (1973), de Gonzalo Suárez, La semana del asesino (1973), de Eloy de la Iglesia o Nosotros los decentes (1976), de Mariano Ozores.


De esta década cabe destacar su participación en El techo de cristal (1971), de Eloy de la Iglesia, por la que obtuvo el premio a mejor actriz del Círculo de Escritores Cinematográficos. También el 1 de julio de 1971 protagonizó en Argentina, Embrujo de Amor junto al recordado y fallecido Sandro (Roberto Sánchez, ídolo de América) Protagonizó además Marco Antonio y Cleopatra (1972) junto a Charlton Heston.

La etapa del destape en el cine español, unida al cambio de gustos en el público durante la Transición, supuso para Carmen Sevilla una menor actividad artística, como a casi todas las estrellas folclóricas antes en boga. En 1978 rodó su última película: Rostros.

 

Como cantante

    Fue a mediados de la década de los cuarenta en el Teatro Cómico de Barcelona y gracias a la iniciativa de su madrina, Estrellita Castro, cuando Carmen se inicia en la canción por deseo expreso de la mencionada artista que, con su gracia andaluza, llegó a decir a Carmen “niña tú dedícate al cante y no al baile pues el cante deja más dinero”. La propia Estrellita Castro la presentó como futura estrella de la canción en uno de sus espectáculos donde ya Carmen trabajaba como bailarina.

    No obstante, fue en la década de los cincuenta cuando empezó a consolidarse como cantante gracias a las canciones que interpretaba en sus películas.


En la década de los sesenta, se afianzó en el mundo de la canción y durante este boom, lanzó al mercado más de 15 discos incluyendo coplas, boleros, tangos o chotis.


En la Navidad de 1965 fue invitada para actuar en el programa El Show de Ed Sullivan donde se dio a conocer por primera vez en la televisión norteamericana.


A principios de los setenta mantuvo su carrera discográfica hasta 1973 que grabó su último disco (en directo).


Entre sus canciones destacan Carmen de España, Cariño Trianero, Cabecita loca, Cera Virgen, Noches de Madrid, Violetas imperiales, Ay flores de España, Romance de la otra, Eres diferente, Embustero, entre otros títulos, muchas de ellas compuestas por el que fue su marido, el músico Augusto Algueró.


A finales de los setenta y principios de los ochenta participó en los que serían sus últimos trabajos como cantante. Unos de ellos fueron los espectáculos musicales llevados a cabo por Lola Flores junto a su hija Lolita Flores y su hermana, Carmen Flores bajo los títulos El Concierto de las Flores y una flor más y La saga de las Flores que se llevaron a cabo tanto por España como por América Latina. También en los ochenta cantó en otros espectáculos junto a María Jiménez y Concha Márquez Piquer.

Como presentadora en televisión


Desde la llegada a España de la televisión en 1956, se convirtió en uno de los rostros más populares de la pequeña pantalla gracias a sus continuas apariciones en el nuevo medio principalmente como cantante. Desde entonces y hasta su última aparición pública en 2011, Carmen acudió como invitada a numerosos espacios televisivos en los que fue entrevistada en algunos y en otros concursaba, cantaba y bailaba.


No obstante fue en 1991 a la edad de sesenta años cuando inició la que se ha convertido en su última etapa profesional, en esta ocasión como presentadora de televisión. Llegó a presentar múltiples programas de televisión de diversas temáticas, así como galas y especiales.

Telecinco (1991-1997)


Fue Valerio Lazarov, entonces director de la recién creada cadena de televisión Telecinco, quien la convenció para ponerse de nuevo ante una cámara, en esta ocasión como presentadora del espacio diario Telecupón para sustituir a Belén Rueda y en el que estuvo al frente desde finales de 1991 hasta 1997. En este espacio, donde diariamente tenía lugar el sorteo de la ONCE, Carmen condujo concursos como El Juego del Zodiaco o el del popular videojuego, el primero interactivo en televisión, protagonizado por el personaje Hugo, doblado por José Carabias. También daba paso a actuaciones musicales y entrevistas a personajes famosos o actores de la cadena, labores que compartió junto al presentador Agustín Bravo quien abandonó el formato en 1995.


Su espontaneidad y naturalidad, unidas a los continuos despistes y errores ante la cámara en directo en los que reaccionaba con su naturalidad habitual, hicieron que su popularidad alcanzase grandes cotas tanto en el público adulto como en el más joven, llegando a ser objeto de imitaciones por humoristas como Los Morancos o Martes y 13. Llegó a popularizar sus famosas “ovejitas” y su “cuponsito”. Millones de españoles se congregaban cada noche ante los televisores para presenciar el hacer de la artista. Posteriormente se destapó entre compañeros de la profesión que muchos de estos despistes protagonizados por la sevillana formaban parte de un guion debido a la repercusión positiva que tenían en el público.

  Durante su etapa en Telecinco, Carmen Sevilla compaginó el programa Telecupón presentando diversas galas y espectáculos como los que se llevaron a cabo bajo la dirección de Valerio Lazarov con títulos como Noche española en 1992 junto a Andoni Ferreño, donde se reunió a artistas de la talla como Lola Flores, Paquita Rico o Perlita de Huelva entre otras. ¡Felicidades mamá!, gala con motivo del día de la madre en 1993 junto a Manolo Escobar, Agustín Bravo, Beatriz Rico y Jesús Vázquez, donde acudieron las madres de personajes famosos como la actriz Ángela Molina o el torero EL Litri. También hubo actuaciones musicales como las de Marifé de Triana, El Fary o Las Soles, pases de moda infantil protagonizada por hijos de famosos como Antonio Flores, Rocío Martín o José María Íñigo y actuaciones humorísticas a cargo de los más pequeños o Gala del Carmen en pleno mes de julio de 1994 donde dos Cármenes, la Sevilla y la Russo se ponían al frente de este espacio presentado también por Manolo Escobar o Mar Flores, con características parecidas a las galas anteriores.

También presentó y participó en diversos programas de variedades como Se acabó la siesta (1992), con Laura Valenzuela y Agustín Bravo; Date un respiro (1993), programa similar al anterior, conducido también por Laura Valenzuela y Agustín Bravo donde Carmen tenía una sección llamada Consultorio sentimental donde atendía con sus consejos a las llamadas y peticiones de los telespectadores;12? Mañana serán estrellas (1993), con Manolo Escobar, donde ambos ejercían de padrinos de personas con talento que querían iniciarse en el mundo de la música, ¿Se puede? (1993-1994) donde ella recibía cartas y llamadas de los telespectadores compartiendo sus problemas e incluso aconsejando sobre ellos y En directo contigo (1995), junto a Belén Rueda13? donde protagonizaba un espacio titulado Los consejos de Carmela, desde el que contaba todos sus trucos y secretos en el hogar.

En la Nochevieja de 1993 presentó las Campanadas de Fin de Año junto a José María Íñigo, donde ambos protagonizaron el sonado despiste cuando el periodista dio la bienvenida a 1964 y no a 1994, mientras que Carmen le siguió el fallo.

En 1997 la cadena cambió de director y con ello, toda la programación. Telecupón fue renovado en su emisión, pasando Carmen a presentarlo únicamente los viernes y sin la compañía de Agustín. Fue en diciembre de ese mismo año cuando presentó el que fue su último “cuponsito”, seguido de un especial que Telecinco le dedicó ante su marcha de la cadena bajo el título La noche de Carmen Sevilla y donde la sevillana interpretó varios sketchs con toques humorísticos.

Antena 3 (1998)

https://www.cotilleo.es/wp-content/uploads/2016/11/carmen-sevilla.jpg

Tras su marcha de Telecinco en 1997, fichó por Antena 3 donde se puso al frente de un programa semanal de variedades bajo el título La noche de Carmen14? y por donde pasaron grandes estrellas de la canción como Rocío Jurado, Sara Montiel, Raphael, Alejandro Sanz o Lolita Flores entre otros.

También presentó junto a Bertín Osborne el programa Queridos presentadores, donde se hacía un repaso por la trayectoria de los rostros más populares de la cadena.

Colaboró en el Telemaratón especial de Navidad de Antena 3 y presentó las campanadas de Fin de Año 1998-1999 junto a Pedro Rollán en la mencionada cadena, siendo así la segunda vez que ejercía dicha labor.

Autonómicas (1999-2001)

En el verano de 1999 comenzó su paso por las cadenas autonómicas y que inició en Canal Sur TV. En la cadena andaluza llegó a presentar dos programas, en primer lugar durante los meses veraniegos estuvo al frente del espacio diario Carmen de Cine donde cada tarde daba paso a una película de las que componen la filmografía española y leía las cartas que los telespectadores enviaban al programa.

Posteriormente presentó un magacine diario llamado Querida Carmen, el plató era una simulada casa donde recibía a distintos invitados para tratar temas de actualidad, así como concursos y entrevistas.

El programa se emitió hasta enero de 2000, fecha en la que terminó su etapa en Canal Sur TV coincidiendo con el fallecimiento de su marido, Vicente Patuel.

Tras un respiro de un año, en 2001 pasó a Canal 9 TV donde presentó junto a Juan y Medio el programa musical Nuestras Canciones, continuidad del espacio que el mencionado presentador condujo junto a Lolita Flores en dicho canal.

TVE (2003-2010)

Su última etapa como presentadora de televisión la inició a finales de 2003, año en el que Televisión Española la reclamó para presentar junto a Ramón García las Campanadas de Fin de Año. De esta manera, el 31 de diciembre de 2003 Carmen Sevilla se puso al frente por tercera vez de las Campanadas de Fin de Año, siendo la única artista española que las ha presentado en tres cadenas distintas de televisión.

En enero de 2004 y tras la polémica surgida cuando TVE decidió rescindir el contrato que mantenía con José Manuel Parada, presentador del programa sobre cine español, Cine de barrio, durante los años 1995 a 2003, Carmen Sevilla fue la elegida para sustituirlo. Estuvo al frente del programa durante siete años, desde 2004 a 2010. Fue acompañada hasta 2009 por el periodista Juan Carlos Cerezo y durante 2010 por la también periodista Inés Ballester.

En junio de 2004 fue la protagonista de una de las galas del programa Geniales emitido por TVE y donde se le rindió un homenaje.

Durante los años que perteneció a la plantilla de presentadores de la primera cadena de televisión en España, Carmen presentó el especial dedicado a su gran amiga Lola Flores titulado Querida Lola. Fue emitido en mayo de 2005 coincidiendo con el décimo aniversario del fallecimiento de La Faraona. También participó en algunos especiales que la cadena emite con motivo de la Navidad y donde la plantilla de presentadores actúan como es el caso de Telepasión.

El 14 de diciembre de 2010 y a la edad de ochenta años, grabó el que fue su último programa como presentadora de televisión, finalizando así el contrato que la unió a TVE desde 2004. La actriz fue sustituida por la también actriz española Concha Velasco15? quien se convertiría en la última persona en entrevistar públicamente a Carmen Sevilla en su última aparición televisiva en mayo de 2011.

Como actriz de telenovela y serie de televisión

En 1984-1985 protagonizó por primera vez, junto a Alejandro Rodrigo Mister Moto, y Gerardo Romano, para el Canal 9 de Buenos Aires (Argentina) una serie de televisión en el género de la telenovela titulada La viuda blanca.

En 1999, coincidiendo con su estancia en Antena 3 televisión, se intentó relanzar su carrera como actriz, gracias al deseo de Carmen de poder protagonizar una serie de televisión en España, puesto que ya lo hizo con éxito en Argentina en la telenovela La viuda blanca. Fue entonces cuando en enero de 1999 se estrenó en Antena 3 la telecomedia Ada Madrina, protagonizada por la artista junto a Jesús Puente y la modelo Mar Flores entre otros actores. Sin embargo, a pesar de los buenos datos de audiencia en el capítulo uno, ésta fue descendiendo en los capítulos siguientes, siendo retirada de la parrilla en el cuarto episodio. A finales de ese mismo año la cadena emitió todos los capítulos que se habían grabado.

Como imagen publicitaria

Con la llegada de la televisión en 1956 en España, los personajes famosos empezaron a popularizar sonados anuncios televisivos. Carmen Sevilla fue uno de los rostros que más anuncios protagonizó a lo largo de su carrera, siendo unos de los primeros los que grabó para la marca Philips y su popular canción “Familia Philips” interpretando a una flamenca yeyé o el que hizo para Coca Cola o el jabón Lux entre otros.

En la década de los noventa y dos mil protagonizó varios anuncios de televisión coincidiendo con su nueva faceta de presentadora. De esta forma, la vimos protagonizando anuncios de tintes, judías, vajillas, cristalerías o joyas entre otros. El primer anuncio de TVE en 2004 estuvo protagonizado por Carmen para la marca Coca Cola como guiño a aquel anunció que popularizó en la década de los sesenta.

Augusto Algueró y Carmen Sevilla

Recuerdo (1953)
Un caballero andaluz de Luis Lucia (1954)
Congreso en Sevilla de Antonio Román (1955)
La pícara molinera de León Klimovsky (1955)
La fierecilla domada de Antonio Román (1955)
Requiebro de Carlos Schlieper (1955)
Spanish affair de Luis Marquina y Don Siegel (1955)
El amor de Don Juan de John Berry (1956)
Los amantes del desierto de Goffredo Alessandrini y Fernando Cerchio (1957)
La venganza de Juan Antonio Bardem (1957)
Secretaria para todo de Ignacio F. Iquino (1958)
Pan, amor y Andalucia de Javier Setó (1958)
Aventura para dos de Luis Marquina (1958)
Rey de reyes de Nicholas Ray (1961)
El balcón de la luna (1962)

El secreto de Mónica de José María Forqué (1962)
Crucero de verano de Luis Lucía (1964)
Camino del Rocío de Rafael Gil (1966)
Enseñar a un sinvergüenza de Agustín Navarro (1969)
La guerrillera de Villa de Miguel Morayta (1969)
El taxi de los conflictos (1969)
Una señora llamada Andrés de Julio Buchs (1970)
El Relicario de Rafael Gil (1971)
Un adulterio decente de Rafael Gil (1971)
El techo de cristal de Eloy de la Iglesia (1971)
Embrujo de amor (1971)
La cera virgen de José María Forqué (1971)
El apartamento de la tentación de Julio Buchs (1971)
No es bueno que el hombre esté solo de Pedro Olea (1972)
El más fabuloso golpe del Far-West de José Antonio de la Loma (1972)
Marco Antonio y Cleopatra de Charlton Heston (1972)
La loba y la paloma de Gonzalo Suárez (1973)
Nadie oyó gritar de Eloy de la Iglesia (1973)
Una mujer de cabaret de Pedro Lazaga (1974)
Sex o no sex de Julio Diamante (1974)
La cruz del diablo de John Gilling (1975)
Muerte de un quinqui de León Klimovsky (1975)
Strip-tease a la inglesa de José Luis Madrid (1975)
Terapia al desnudo de Pedro Lazaga (1975)
Guerreras verdes (1976)
Nosotros los decentes de Mariano Ozores (1976)
La noche de los cien pájaros de Rafael Moreno Alba y Rafael Romero Marchent (1976)
La promesa de Ángel del Pozo (1976)
Beatriz de Gonzalo Suárez (1976)
El apolítico de Mariano Ozores (1977)
El asalto al Castillo de la Moncloa (1978)
Rostros (1978)
La viuda blanca (serie de televisión, telenovela, Canal 9 de Argentina) (1984)
Ada Madrina (serie de televisión, comedia, Antena 3 TV) (1999)

Carmen Sevilla edad

Hoy en día, esta gran mujer que es Carmen Sevilla, a sus más de 90 años sigue estable en su lucha contra el Alzhéimer.       Es una de las artistas más queridas de todos los tiempos, aunque ella no pueda recordarlo.

Dios la bendiga y ayude.

 


Diana Navarro

Diana Navarro Ocaña (Málaga, 21 de abril de 1978) es una cantante española. Se dio a conocer con el sencillo «Sola» en el año 2005, siguiendo su carrera artística con siete discos de estudio, un recopilatorio y un disco en directo publicados hasta la fecha.
   Gracias a su primer trabajo, consiguió un doble disco de platino con más de 200 000 copias vendidas, más de 120 conciertos, nominación a los Grammy Latinos como Artista revelación, Premios Ondas como Artista Revelación, Premio del Público Canal Sur 2005, Premio Cadena Dial 2006, nominada a los Premios de la Música en seis candidaturas, así como pregonera de la Feria de Málaga y Malagueña del Año por diferentes asociaciones de su ciudad natal. En 2006 apareció una edición especial que incluía CD+DVD con versiones instrumentales de algunas canciones y un remix de «Sola». Además de los videoclips de «Sola», «No te olvides de mí» y «Ea».

En octubre de 2008 presenta “Camino Verde”. Un trabajo lleno de coplas clásicas con una visión musical actualizada, con el que consigue su cuarto Disco de platino, ya que superó las 120 000 copias vendidas.

Diana Navarro_2438

El 31 de octubre de 2011 salió a la venta Flamenco. Un homenaje al flamenco y a sus cantantes, desde la Niña de la Puebla hasta Morente. Junto al CD se distribuye un DVD con la grabación en directo el 29 de julio en el Teatro Quintero en Sevilla. Gracias a este disco fue nominada a los Grammy Latino 2012, como mejor álbum de Flamenco.

 

El 20 de noviembre sale a la venta el disco que cierra la trilogía realizada por la artista compuesta por Camino Verde y Flamenco. Diana hace un homenaje al Género Chico, a la zarzuela. El disco está compuesto por 11 Temas.

28-diana-navarro-kG5D-510x286@abc

El 12 de noviembre Diana Navarro presenta “LA ESENCIA”. Un recorrido por la carrera de esta artista universal, con contenido inédito y DVD. Este nuevo trabajo podría contar con versiones de Summertime, Moon River o Ancora qui. También se dejará ver nuevos temas compuestos exclusivamente por la artista.​ Se compone de 2 CDs y un DVD.

Después de varios años sin editar un trabajo discográfico con canciones inéditas, el 20 de mayo de 2016, edita Resiliencia. Trece temas cargados de dolor y un camino recorrido a través de este trabajo, en el que del dolor se pasa a la salida, a la superación, a la aceptación. La propia artista confirmaba en una entrevista “Me di cuenta de que no me quería nada y me pasaban cosas extrañas por ello y eso me llevó hasta aquí y he querido compartirlo con la gente en forma de canciones”

En el año 2012, cuando se cumplía dos décadas de la Expo 92 celebrada en Sevilla, se realizó de nuevo el espectáculo Azabache, representado en dicha Exposición Universal.

En el año 1992 fueron Rocío Jurado, María Vidal, Nati Mistral, Juanita Reina e Imperio Argentina quienes lo representaron. En 2012 serían Pastora Soler, Pasión Vega, Manuel Lombo y Diana Navarro quienes, bajo la batuta de José Miguel Évora, recrearan de nuevo el espectáculo. Durante el año 2013 también realizan gira por toda España con el espectáculo.

Televisión

Cine

  • YOCASTA, como Yocasta (2013)
  • Las pesadillas de Alberto Soto. Como Lola. Un film de Miguel A. Almanza. (2017).
  • Padre no hay más que uno. Como Madre. Un film de Santiago Segura. (2019).

 


Gaudeamus igitur

Gaudeamus Igitur Sheet Music

        El Gaudeamus Igitur (“Alegrémonos pués”) es una canción estudiantil de autor anónimo. En realidad se titulaba De brevitate vitae (“Sobre la brevedad de la vida”) y se cantó inicialmente en universidades alemanas a mediados del siglo XVIII.      Aunque su letra es poco académica, la mayoría de las universidades europeas la suelen tomar como himno propio, entonándola en las grandes solemnidades académicas; no obstante, muchos coros interpretan solamente algunas estrofas pues algunas otras no son políticamente correctas como la que dice

“Vivant omnes virgines,
faciles, formosae
vivant et mulieres
tenerae, amabiles
bonae, laboriosae”
estrofa que no precisa de traducción.
 

  Nadie conoce el origen exacto ni el nombre del compositor. Se cree que la música es de Johann Cristian Grüntaus (1717) y fue reescrita en 1781 por Christian Wilhelm Kindleben, teólogo evangelista (Berlin 1748-Dresde 1785).
https://www.upo.es/diario/wp-content/uploads/2016/09/aperturacursoUPO1.jpeg   La letra pudiera ser del siglo XIII, en base a un manuscrito en latin de 1267 encontrado en la Biblioteca Nacional de París. Las palabras de algunos versos son casi idénticas, aunque la expresión “gaudeaumus igitur” no aparece. Hay música en el manuscrito pero no tiene parecido con la melodía que conocemos.

Una traducción alemana de todos los versos se hizo hacia 1717 por Johann Christian Günther y comienza por “Brüder, laßt uns lustig sein”. Este texto alemán, sin música, fue impreso en “Sammlung von Johann Christian Günthers” (Francfort et Leipzig, 1730).
https://sevillabuenasnoticias.com/wp-content/uploads/2018/09/universidad_sevilla_apertura_curso_2018-19.jpg
Aparte el manuscrito latino, la versión más antigua conocida se encuentra en un cancionero estudiantil manuscrito, fechado entre 1723 y 1750, que se encuentra actualmente en la Westdeutsche Bibliothek de Marburg. Difiere considerablemente de la versión actual.

La primera aparición conocida de la versión moderna del texto latino está en la “Studentenlieder” de C. W. Kindleben, editado por Halle en 1781. En la página 56 Kindleben afirma que ha hecho importantes cambios al texto latino. No se ha conservado ninguna copia de ese trabajo pero sí de una reimpresión en facsímil de 1894 que se encuentra en la Harvard University.

El rector, flanqueado por su derecha por Lina Gálvez, consejera, y Concha Yodi, presidenta del Consejo Social de la Hispalense, y a su izquierda por José Sánchez Maldonado, Catedrático de Hacienda Pública de la Universidad de Málaga.

   En 1782 la melodía era tan conocida que, en la “Akademisches Liederbuch” de August Niemann (Dessau y Leipzig), en la Universidad de Yale, se indica como deben ser cantadas tres poesías con esta melodía. El primer documento impreso conocido de la melodia actual está en el “Lieder für Freude der Geselligen Freunde” editado en Leipzig en 1788, en la página 24.

Incluso uno de los compositores más importantes del siglo XIX, el alemán Johannes Brahms (1833-1897), la incluye en su “Akademische Fest-Ouverture” para orquesta, publicada en 1881. Brahms usa el Gaudeamus asi como otras canciones estudiantiles en esta obertura del Festival Académico (opus 80), compuesto en 1880 para agradecer el nombramiento de doctor honoris causa por la universidad de Breslau. Se encuentra entre sus obras maestras aunque parece que el tono desenfadado de la composición no fue completamente del gusto del claustro de la universidad que, no obstante, aceptó la dedicatoria.

Latin

Gaudeamus igitur,
iuvenes dum sumus. (bis)
Post iucundam iuventutem,
post molestam senectutem,
nos habebit humus.
Alegrémonos pués,
mientras seamos jóvenes.
Tras la divertida juventud,
tras la incómoda vejez,
nos recibirá la tierra.
Ubi sunt qui ante nos
in mundo fuere?
Vadite ad superos,
transite ad inferos,
ubi iam fuere.
¿Dónde están los que antes que nosotros
pasaron por el mundo?
Subid al mundo de los cielos,
descended a los infiernos,
donde ellos ya estuvieron.
Vivat Academia,
vivant professores.
Vivat membrum quodlibet,
vivant membra quaelibet,
semper sint in flore.
Viva la Universidad,
vivan los profesores.
Vivan todos y cada uno
de sus miembros,
resplandezcan siempre.
Vita nostra brevis est, breve finietur.
Venit mors velociter,
rapit nos atrociter,
nemini parcetur.
Nuestra vida es corta,
en breve se acaba.
Viene la muerte velozmente,
nos arrastra cruelmente,
no respeta a nadie.
Vivat nostra societas!
Vivant studiosi!
Crescat una veritas,
floreat fraternitas,
patriae prosperitas.
¡Viva nuestra sociedad!
¡Vivan los que estudian!
Que crezca la única verdad,
que florezca la fraternidad
y la prosperidad de la patria.
Vivat et Republica,
et qui illam regit.
Vivat nostra civitas,
Maecenatum charitas,
quae nos hic protegit.
Viva también el Estado,
y quien lo dirige.
Viva nuestra ciudad,
y la generosidad de los mecenas
que aquí nos acoge.
Pereat tristitia,
pereant osores.
Pereat diabolus,
quivis antiburschius,
atque irrisores.
Muera la tristeza,
mueran los que odian.
Muera el diablo,
cualquier otro monstruo,
y quienes se burlan.
Alma Mater floreat
quae nos educavit,
caros et conmilitones
dissitas in regiones
sparsos congregavit.
Florezca la Alma Mater
que nos ha educado,
y ha reunido a los queridos compañeros
que por regiones alejadas
estaban dispersos.
Wonders of nature

Contador

Contador

Nada hay cuidadosamente ocultado que no haya de revelarse
ni secreto que no llegue a saberse”. Evangelio de Lucas 12:2

superduque

descripción


Volver en primavera

Cuerdas que rasgan la noche, luceros en tus pupilas
la claridad de tu pelo y una pasión encendida.

Rondando en el firmamento de tu cuerpo la ternura

desgrana el amor su celo con la adorada dulzura
del carmín y de los besos robados a la locura.

Busca las luces del alba el corazón de la luna

el rumor se desvanece, muere el amor, nace el día.

image.gif

Templaba el aire sones nuevos
en la cumplida mañana de una primavera

como siempre el agua dibujaba signos
que el viento del amor trajera

Narcisos de color dorado

reflejaban la silueta entretejida

de los juncos ondeantes del estanque
de las ideas dormidas


Y al sueño sucedió la realidad

arrastrando tras de sí mi desventura

estaba ya en Sevilla, era temprano,

y el olor del azahar se hacía brisa.
Sevilla duerme en el lecho de un río con anchos brazos
que la mecen en un sueño de largos y hermosos años

no despertad a la niña, rodeadla de mil lazos

de amor, nostalgia y color y que siga su letargo

que la vela la giralda y la nana estan cantando

por las esquinas del alma sus hijos los sevillanos.

Audio
Quizás la ciudad del duende,
Quizás la ciudad del Arte,
Reina de la gracia y el donaire.
Donde duermen las hadas en sus parques.
Donde en un celeste cielo me adorastes.

 

Jean Ferrat


Strings that tear the night, stars in your pupils
the clarity of your hair and a burning passion.


Rounding in the firmament of your body the tenderness
shed love her zeal with the adored sweetness
of carmine and kisses stolen from madness.


Look for the lights of dawn the heart of the moon
the rumor vanishes, love dies, the day is born.
https://www.nationalgeographic.com.es/medio/2017/03/14/pre-rm01638300080_7730e7ba.jpg

Templating the air new sounds
on the morning of an spring
as always the water drew signs
that the wind of love brought


Daffodils of golden color
they reflected the interwoven silhouette
from the rushing rushes of the pond
of the sleeping ideas


And reality came true
dragging behind me my misadventure
I was already in Seville, it was early,
and the scent of orange blossom became a breeze.


Maybe the city of the goblin,
Maybe the city of Art,
Queen of grace and grace.
Where the fairies sleep in their parks.
Where in a celestial sky you adored me.
qpx-79785993. Arte mudéjar

Any time any day…

Seville was founded as the Roman city of Hispalis, and was known as Ishbiliya after the Muslim conquest in 712. During the Muslim rule in Spain, Seville came under the jurisdiction of the Caliphate of Córdoba before becoming the independent Taifa of Seville; later it was ruled by the Muslim Almoravids and the Almohads until finally being incorporated into the Christian Kingdom of Castile under Ferdinand III in 1248.

Seville, the capital of one of the most beautiful regions of Spain,is a European destination of extreme beauty ; it is located in the south of Spain . One of its treasures, the Alcazar, is classified as a World Heritage site by UNESCO.

Discover Seville; its climate is perfect throughout the year. If you want to avoid the hustle and bustle, book your holiday at the best price in Seville during the low season, for example in October or Spring. If you want to live a real immersive experience in the Andalusian culture, book your stay in Seville in April for the traditional “Feria de Abril” on the third week of April for 7 consecutive days. It is a perfect opportunity to discover Seville, its inhabitants, their traditions and gastronomy.

SVcB5614. Una Catedral fascinante

Seville is perfect at any time of the year though. You will be amazed by the city. Book your hotel, guesthouse, B&B, at the best price guaranteed in Seville as well as your best activities such as “a guided tour of the Royal Alcazar” or a 1-hour river cruise before ending the evening with a romantic dinner and a Flamenco showAccording to legend.

Sevilla was founded by Hercules and its origins are linked with the Tartessian civilisation. It was called Hispalis under the Romans and Isbiliya with the Moors. The high point in its history was following the discovery of America in 1492. For all its important monuments and fascinating history, Sevilla is universally famous for being a joyous town. While the Sevillians are known for their wit and sparkle, the city itself is striking for its vitality. It is the largest town in Southern Spain, the city of Carmen, Don Juan and Figaro. .

fin


Bendita creación
que se hizo flor
y fuiste amor
en cuerpo de mujer

Feliz Día De La Mujer GIF - FelizDiaDeLaMujer DiaDeLaMujer GIFs

fin

https://657b072aab060d50f8ce-d7abb53cb376b4947d77643d4b4a48d3.ssl.cf1.rackcdn.com/18465_Translator.png
From Student to Translator: How Translation Internships Help You Make a Big Splash in the Language Industry

Contador

Contador

Nada hay cuidadosamente ocultado que no haya de revelarse
ni secreto que no llegue a saberse”. Evangelio de Lucas 12:2

superduque

ràdio en directe

Radio Klara 104.4

descripción

 


Rosalía de Castro

Santiago from anabel amiens on Vimeo.

Nació Rosalía de Castro en Santiago de Compostela el 24 de febrero de 1837. En su partida de nacimiento figura como “«hija de padres incógnitos»”, puntualizándose, sin embargo, que “«va sin número por no haber pasado a la Inclusa»”.

https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/5/51/Rosal%C3%ADa_Castro_de_Murgu%C3%ADa_por_Luis_Sellier.jpg

Durante mucho tiempo la irregularidad de su nacimiento originó cierto desconcierto en la crítica, quizá porque se juzgaba impertinente o poco respetuoso con tal excelsa figura de las letras gallegas indagar en lo que parecían «trapos sucios» de la familia. Afortunadamente esos tiempos han pasado y hoy existen estudios rigurosos que permiten conocer perfectamente los antecedentes familiares de Rosalía.

Su madre, doña María Teresa de la Cruz de Castro y Abadía, de familia hidalga venida a menos, nació el 24 de noviembre de 1804. Doña Teresa tenía treinta y dos años y tres meses cuando nació Rosalía. Su padre, don José Martínez Viojo, nacido el 7 de febrero de 1798 acababa de cumplir treinta y nueve, y era sacerdote; no pudo, por tanto, reconocer, ni legitimar a su hija, aunque sí parece que se interesó por ella y encargó de su cuidado a sus hermanas.


Fueron las tías paternas de Rosalía, doña Teresa y doña María Josefa, quienes se hicieron cargo de la chiquilla en los primeros tiempos, llevándola a vivir con ellas, primero en Ortoño en la casa familiar llamada «Casa do Castro», y después en Padrón.

Un detalle que queda sin aclarar es la personalidad de la madrina de Rosalía, la mujer que la llevó a bautizar y que, según la partida de nacimiento, se llamaba Francisca Martínez y era “«natural de San Juan del Campo»”. Según los datos de Caamaño Bournacell, no era hermana del padre (pese a la similitud de su primer apellido, por otra parte muy corriente). ¿Podría ser alguien enviado por doña Teresa de Castro? No se sabe.

Parece, a la luz de los hechos conocidos, que la madre no se atrevió a afrontar sola el nacimiento de su hija en los primeros momentos, ya que en la partida de bautismo Rosalía parece como hija de “«padres incógnitos»”. Es una actitud disculpable y explicable por la presión social e incluso por la vergüenza que debió de producir aquel nacimiento «sacrílego» en la familia materna.

Aunque no sabemos con exactitud en qué momento doña Teresa se hizo cargo de su hija, se van encontrando testimonios que indican que lo hizo cuando Rosalía era aun una niña. En un registro del Ayuntamiento de Padrón del 17 de septiembre de 1842, dado a conocer por Manuel Pérez Grueiro (véase Andrés Pociña y Aurora López, Rosalía de Castro. Estudios sobre su vida y su obra, p. 24), consta que reside en aquella localidad doña Teresa de Castro, con su hija Rosalía y una criada llamada María Martínez. En ese registro se dice que el estado civil de doña Teresa es el de soltera y que tiene treinta seis años (dato erróneo, ya que, partiendo de la fecha de nacimiento del Libro de Bautizados de Iria Flavia, había nacido el 24 de noviembre de 1804; estaba, pues, a punto de cumplir treinta y ocho años). Rosalía tiene en ese momento cinco años y siete meses. ¿Fue entonces cuando su madre se la llevó a vivir con ella? Mientras no aparezcan otros documentos, se puede considerar que probablemente esa es la fecha en la que madre e hija comenzaron a vivir juntas.

Un capítulo interesante desde el punto de vista psicológico lo constituyen las relaciones de Rosalía con su madre. No sabemos si doña Teresa vio con frecuencia a su hija mientras ésta vivió con la familia paterna; quizá sí. Y el hecho de vivir con ella desde los cinco años explica el profundo cariño que llegó a inspirar a su hija. Rosalía se casa en el año 1858, interrumpiéndose la convivencia entre las dos mujeres. Doña Teresa muere repentinamente cuatro años más tarde, en 1862. Rosalía escribe entonces un tomito de poesías, A mi madre, donde da muestras de un gran dolor y sobre todo de un sentimiento de soledad que ya no la abandonará nunca. Nada pudo llenar el hueco que había dejado la madre en su vida.

Lela from anabel amiens on Vimeo.

Rosalía debió de sentir por su madre, además de cariño, compasión y agradecimiento. Como tantas protagonistas de sus poemas, su madre era la pobre mujer enamorada y engañada por el varón. Pero era también la mujer que, finalmente, se enfrentó a la sociedad para reconocer el fruto de su desliz y reparar así su falta. En su primera novela La hija del mar, Rosalía brinda un homenaje al valor de su madre cuando, refiriéndose a una niña expósita dice: “«Hija de un momento de perdición, su madre no tuvo siquiera para santificar su yerro aquel amor con que una madre desdichada hace respetar su desgracia ante todas las miradas, desde las más púdicas hasta las más hipócritas»”.

No sabemos hasta qué punto estos acontecimientos de los primeros años de su vida y su nacimiento irregular influyeron en el carácter y en la obra de Rosalía. La crítica ha tendido a destacar la importancia de aquellos hechos. Rof Carballo señaló la coincidencia de ciertos rasgos de su mundo poético con la ausencia de una «imago» paterna en la formación de su personalidad.

José Luis Varela interpreta el símbolo de la negra sombra poniéndolo en estrecha relación con la «oscuridad» de sus orígenes.

Xesús Alonso Montero destaca la presión social que sufrieron la niña y la madre y cómo ese ambiente condicionó la personalidad adulta de Rosalía.

En cuanto a mí, no me cabe duda de que algunos caracteres de su visión del mundo -por ejemplo, la vinculación de amor, remordimiento, pecado- están íntimamente relacionados con su historia familiar.

Aunque la sociedad gallega tenga frente a los hijos naturales una actitud más abierta y comprensiva que otras sociedades, el hecho de ser «hija de cura» debió de inclinar la balanza negativamente del lado de las reticencias. No parece extraño que en una niña sensible e inteligente la falta de padre y su condición de fruto de amores prohibidos influyeran en su carácter y en su concepción de la vida.

¿Qué clase de instrucción recibió Rosalía? Parece que fue escasa. No sabemos si cursó estudios, aunque los biógrafos se inclinan a pensar que no, excepto algo de Dibujo y Música en las aulas de la Sociedad Económica de Amigos del País. Un índice de su escasa escolaridad son las abundantes faltas de ortografía de los autógrafos que conservamos de ella.

Un capítulo importantísimo en su vida son sus relaciones con Manuel Murguía con quien contrae matrimonio el 10 de octubre de 1858. Las opiniones de la crítica sobre la vida en común de la pareja son tan contradictorias que pueden sumir al lector en la perplejidad.

Xesús Alonso Montero afirma “«siempre he creído que la decisión de casarse con este hombre es un acto propio de quien, abrumado por las circunstancias, se ve en la necesidad de aceptar la menor oportunidad»”.

Por el contrario, leemos en Bouza Brey: “«Daman do seu home, pois, entróu Rosalía na groria, xa que foi o primeiro ademirador das suas escelsas coalidás poéticas, con sacrificio escomasí das propias, como ben señala o escritor don Xoán Naya; e nunca xamáis lle pagará Galicia a don Manuel Murguía o desvelo que puxo en dar a conocer as vibracións de aquel esquisito esprito. O nome de Murguía ten de figurar ó frente de toda obra de Rosalía polo amoroso coido que puxo no seu brilo frente á recatada actitude da súa esposa, apartada sempre dos cenáculos onde se forxan, con razón ou sin ela, as sonas literarias»”.

Si en su vida íntima fueron felices o desgraciados, si hubo por parte de Murguía infidelidad, ya sólo lo sabrán ellos y algunos que no han querido decirlo. A nosotros nos toca únicamente exponer los hechos que conocemos y darles nuestra propia interpretación.

Un hecho que me parece altamente significativo y que ya comenté en otro lugar es la destrucción de las cartas de Rosalía que realizó su esposo, al final de su vida. El propio Murguía nos cuenta este episodio:

Como ya se acercan los días de la muerte, he empezado por leer y romper las cartas de aquella que tanto amé en este mundo. Fui leyéndolas y renovándose en mi corazón alegrías, tristezas, esperanzas, desengaños, pero tan llenas de uno que en realidad, al hacerlas pedazos, como cosas inútiles y que a nadie importan, sentí renovarse las alegrías y dolores de otros tiempos.

Verdaderamente la vejez es un misterio, una cosa sin nombre, cuando he podido leer aquellas cartas que me hablaban de mis días pasados, sin que ni mi corazón ni mis ojos sangraran. ¿Para qué?, para que me decían. Si hemos de vernos pronto, ya hablaremos en el más alla.

Si es cierto que, gracias a su esposo, Rosalía se lanzó a la vida literaria y eso le hemos de agradecer, también lo es que nos privó, con la destrucción de las cartas, de un elemento importante para conocer su carácter y su obra. ¿Cuántos misterios de su poesía, cuántas alusiones que nos desconciertan por ignorar su verdadero significado, no se hubieran aclarado conociendo sus cartas? Murguía era consciente de la importancia de ellas, aunque insista repetidamente en que sólo interesan a ellos dos:

Pero si las leí sin que mi alma se anonadase en su pena, no fue sin que el corazón que había escrito las líneas que acababa de leer, se me presentase tal como fue, tal cual nadie es capaz de presumir.

Adios Rios from anabel amiens on Vimeo.

Es, pues, la imagen de Rosalía “«tal como fue, tal cual nadie es capaz de presumir»” lo que Murguía destruyó para la posteridad. Cabe preguntarse por qué. Quizá porque la imagen de su vida matrimonial no era tan perfecta o ejemplar como él hubiera, a posteriori, deseado.

En las escasas cartas o fragmentos conservados, encontramos reproches unidos a confesiones de cariño, exigencias o disculpas por esas exigencias, que pueden parecer excesivas. Veamos algún ejemplo:


Mi querido Manolo: No debía escribirte hoy, pues tú me dices lo haga yo todos los días, escaseas las tuyas cuanto puedes, pues casualmente los dos días peores que he tenido, hasta me aconteció la fatalidad de no recibir carta tuya. Ya me vas acostumbrando, y como todo depende de la costumbre, ya no hace tanto efecto; sin embargo, estos días en que me encuentro enferma, como estoy más susceptible, lo siento más. Te perdono, sin embargo, aunque sé que no tendrías otro motivo para no escribirme que el de algún paseíto con Indalecio, u otra cosa parecida.

Veamos otro fragmento:

Estando lejos de ti vuelvo a recobrar fácilmente la aspereza de mi carácter que tú templas admirablemente, y eso que, a veces, me haces rabiar, como sucede cuando te da por estar fuera de casa desde que amanece hasta que te vas a la cama, lo mismo que si en tu casa te mortificasen con cilicios.

La impresión que sacamos de los escasos restos conservados es que Rosalía encontró en Murguía uno de los pocos apoyos de que disfrutó en su vida, que le consideraba como “«la persona a quien más se quiere en el mundo»”, que muchas veces no se sentía correspondida en la misma medida, y que, entonces, o rabiaba o hacía “«reflexiones harto filosóficas respecto a la realidad de los maridos y la inestabilidad de los sentimientos humanos»”.

Un punto de la biografía de Rosalía en el que hubo bastante confusión se refiere al número de sus hijos e, incluso, a su sexo. Tras los trabajos de Caamaño Bournacell -ya citado- y de Bouza Brey, la cuestión ha quedado aclarada. Tuvo los hijos siguientes:

Alejandra, nacida en mayo de 1859 en Santiago de Compostela, casi a los siete meses exactos del matrimonio de sus padres. Murió en 1937.
Aura, nacida en diciembre de 1868 (obsérvese el largo intervalo sin descendencia). Murió en 1942.
Gala y Ovidio, gemelos, nacidos en julio de 1871. La primera murió en 1964; Ovidio, en 1900.
Amara, nacida en julio de 1873. Murió en 1921.
Adriano Honorato Alejandro, nacido en marzo de 1875, murió en noviembre de 1876 a consecuencia de una caída.
Valentina, nacida muerta en febrero de 1877.

Sombra from anabel amiens on Vimeo.

Murió Rosalía el 15 de julio de 1885. Recordemos sus últimos momentos a través del relato de González Besada:

(…) recibió con fervor los Santos Sacramentos, recitando en voz baja sus predilectas oraciones. Encargó a sus hijos quemasen los trabajos literarios que, reunidos y ordenados por ella misma, dejaba sin publicar, dispuso se la enterrara en el cementerio de Adina, y pidiendo un ramo de pensamientos, la flor de su predilección, no bien se lo acercó a los labios sufrió un ahogo que fue el comienzo de su agonía. Delirante, y nublada la vista, dijo a su hija Alejandra: «Abre esa ventana, que quiero ver el mar», y cerrando sus ojos para siempre, expiró…

Desde Padrón, en donde murió Rosalía, no puede verse el mar. Impresionan esas últimas palabras de una persona para quien el mar fue una perenne tentación de suicidio. Recordemos sus versos:

Co seu xordo e costante mormorio
atráime o oleaxen dese mar bravío,
cal atrái das serenas o cantar.
«Neste meu leito misterioso e frio
-dime-, ven brandamente a descansar».
El namorado está de min… ¡o deño!
i eu namorada del.
Pois saldremos co empeño,
que si el me chama sin parar, eu teño
unhas ansias mortáis de apousar nel

Rosalía penetraba, por fin, en ese mar-muerte donde tanto había anhelado reposar.
La gloria y el honor sean concedidos a esta procer de las lenguas galegas y españolas
que dignificó la palabra, la poesía y el valor intrínseco de la mujer y su mundo interior.

Ramo de flores de la viola (violeta, pensamiento)

Castro, Rosalía de


Rosalía de Castro, (born February 1837, Santiago de Compostela, Spain—died July 15, 1885, Padrón, near Santiago), the most outstanding modern writer in the Galician language, whose work is of both regional and universal significance.

Rosalía de Castro

 In 1858 Castro married the historian Manuel Murguía (1833–1923), a champion of the Galician Renaissance. Although she was the author of a number of novels, she is best known for her poetry, contained in Cantares gallegos (1863; “Galician Songs”) and Follas novas (1880; “New Medleys”), both written in her own language, and En las orillas del Sar (1884; Beside the River Sar), written in Castilian. Part of her work (the Cantares and some of the poems in Follas novas) expresses with sympathetic power the spirit of the Galician people—their gaiety, their wisdom and folklore, their resentment of Castilian domination, their love of their homeland, and the sorrows of poverty and emigration. About 1867, however, Castro began to write more personally, describing in verse her own deepest feelings—remorse, repressed desire, the anguish of living, the desolation of spiritual loneliness, fear of death, the transience of affection, the feeling that everything is in vain. Her complete works appeared in 1973.

Dedicado a Dña. Maite de Cortés Lladó y a tantos amig@s galegos que formaron
parte de mi vida y que siempre guardaré en mi recuerdo. — Antonio Ign. Duque

Alborada Gallega from anabel amiens on Vimeo.

  14 de Febrero

Contador

Contador

Nada hay cuidadosamente ocultado que no haya de revelarse
ni secreto que no llegue a saberse”. Evangelio de Lucas 12:2

superduque

ràdio en directe

Radio Klara 104.4

descripción


Hemera

La mañana from anabel amiens on Vimeo.
Hemera era la diosa del día. Fue incluida entre los primeros dioses, las generaciones anteriores a los titanes y olímpicos. Tres versiones diferentes de su árbol genealógico existen en escritos antiguos. Según la Teogonía de Hesíodo, la narrativa que detalla la genealogía de los dioses, Hemera era la hija de Nyx (Noche) y Erebos (Oscuridad), dos deidades primordiales nacidas del Caos, el vacío o el abismo antes de la creación. El poeta Bacchylides, por otro lado, nombró a Nyx como la madre de Hemera, pero a Chronos, el dios primordial del tiempo, como su padre. Otra versión de Hyginus declaró que Hemera emergió del Caos junto a Nyx, convirtiéndose en la hermana de Hemera, no en madre.
Hemera era la equivalente femenina de su hermano y consorte de Éter (la Luz), pero ninguno de ellos figuraba activamente en la mitología o el culto. Según Higino, fue madre con Éter de Talasa, la diosa primordial del mar mediterráneo.

Como diosa del día, Hemera salía del Tártaro justo cuando Nyx entraba en él, y ésta volvía a salir cuando Hemera regresaba. Ya sea hija o hermana, Hemera siempre estuvo estrechamente vinculada con Nyx, sus movimientos celestiales solían explicar el ciclo del día a la noche a los antiguos. Se movieron en contrapunto el uno al otro, Nyx retirándose del cielo cuando apareció Hemera. Hesíodo los describió acercándose y pasarse el uno al otro, uno de ellos entrando en una casa, mientras que el otro partió para pasar sobre la tierra, la casa nunca los mantuvo dentro.

En todas las fuentes antiguas, Hemera fue emparejada con Aether (Light), tanto su hermano como su consorte. Las fuentes difieren, sin embargo, cuando se trata de sus hijos. Según una versión, Hemera y Aether llevaban los titanes Gaia (Tierra), Urano (Cielo) y Thalassa (Mar), mientras que otra versión citaba solo a Thalassa como hija de Hemera y Aether. Otro más reclamaba a Urano como su único hijo.

Dadas sus similitudes, algunos textos antiguos asociaron estrechamente a Hemera con Eos, la diosa del alba. En algunos casos, las dos diosas eran intercambiables. Philostratus el Viejo usa sus nombres indistintamente cuando describe una pintura del funeral del rey etíope Memnon, también hijo de Eos. Además, tanto Callistratus como Pausanias, citaron a Hemera como la madre de Memnon en sus escritos.

Misty Morning from Crossway Cinema on Vimeo.
Hemera was the goddess of day. She was listed among the first gods, the generations before the Titans and Olympians. Three different versions of her family tree exist in ancient writings. According to Hesiod’s Theogony, the narrative detailing the genealogy of the gods, Hemera was the daughter of Nyx (Night) and Erebos (Darkness), two primordial deities born from Chaos, the void or chasm before creation. The poet Bacchylides, on the other hand, named Nyx as Hemera’s mother, but Chronos—the primordial god of time—as her father. Another version by Hyginus stated that Hemera emerged from Chaos alongside Nyx, making her Hemera’s sister, not mother.

Whether daughter or sister, Hemera was always closely linked with Nyx, their heavenly movements used to explain the cycle of day into night to the ancients. They moved in counterpoint to one another, Nyx retreating from the sky as Hemera appeared. Hesiod described them drawing near and passing one another, one entering a house while the other departed to pass over the earth, the house never holding them both inside.

In all ancient sources, Hemera was paired with Aether (Light), both her brother and consort. Sources differ, however, when it comes to their children. According to one version Hemera and Aether bore the Titans Gaia (Earth), Uranus (Sky) and Thalassa (Sea), while another version cited only Thalassa as the child of Hemera and Aether. Yet another claimed Uranus as their only child.

Given their similarities, some ancient texts closely associated Hemera with Eos, the goddess of the dawn. In some cases, the two goddesses were interchangeable. Philostratus the Elder uses their names interchangeably when describing a painting of the funeral of the Ethiopian king Memnon—also the son of Eos. In addition, both Callistratus and Pausanias, cited Hemera as Memnon’s mother in their writings.

Preliminares del Concurso Carnaval de Cádiz 2019

‘Que asco das negra de mierda’

el mensaje racista que según YouTube no vulnera sus normas

Ha sido reportado por la blogera barcelonesa Desirée Bela-Lobedde

La Red Española de Inmigración ha denunciado a YouTube ante el Defensor del Pueblo por su ‘inacción’

Desirée Bela-Lobedde en uno de los vídeos que sube a su canal de YouTube

No era la primera vez que Desirée Bela-Lobedde, una catalana de 37 años descendiente de africanos, recibía un comentario racista en su canal de YouTube. Pero hace dos días el hartazgo por la situación fue tal que quiso denunciarlo públicamente. “Siempre que me dejaban mensajes de este tipo con tanto odio y violencia yo los reportaba”, cuenta Desirée a Verne por teléfono, “pero cuando una vez más recibí esa respuesta automática diciendo que no observaban ningún hecho que vulnerase sus normas, no pude más”.

Indignada porque “los insultos quedasen impunes”, Desirée realizó dos pantallazos de los mensajes – el abusivo y la réplica de la compañía – y colgó las fotos en su perfil de Twitter. En la publicación citó a YouTube España y lanzó la siguiente pregunta: “¿En serio que no hay violación de directrices aquí?”. En apenas un día el tuit de la bloguera ha sido compartido por más de 1.900 personas y generado cientos de mensajes de solidaridad en las redes.

¡YouTube si que es mierda!


Fue en Sevilla

Fue en Sevilla, a mediados del siglo XI
En una reunión en casa de Abu Bakr bin Zuhr se
mencionó esta composición de Abu Bakr bin al-Abyad:
Nunca me gustó beber en los verdes prados
a menos que un talle esbelto
viera conmigo despuntar el alba
o que al caer la tarde me dijera:
“El viento tiene celos
de aquel que acaricia mis mejillas”
Ella, dueña de los corazones,
sembradora de inquietudes
Ella que puede provocar deseo
al espíritu más templado
Dulces labios que guardan perlas,
dando de beber al amante
herido de amor y fiel a sus promesas.

Otro poeta escribió:

El colirio de las tinieblas
fluye en la pupila de la aurora
hasta el blanco de la mañana
La delicadeza muñeca del río
tiene los puños verdes
por los árboles de la orilla.

Y otro:

Qué hermoso día pasamos en el prado
junto a la ribera del río de Sevilla
Subidos en el barco
rompimos el sello del almizcle
y nos envolvió por completo su perfume
mientras la mano de las tinieblas
extendía sobre nosotros
el negro manto de la noche.

descripción
«¡Voto a Dios que me espanta esta grandeza
y que diera un doblón por describilla!
Porque ¿a quién no sorprende y maravilla
esta máquina insigne, esta riqueza?

»Por Jesucristo vivo, cada pieza
vale más de un millón, y que es mancilla
que esto no dure un siglo, ¡oh gran Sevilla!,
Roma triunfante en ánimo y nobleza.

»Apostaré que el ánima del muerto,
por gozar este sitio, hoy ha dejado
la gloria donde vive eternamente».

Esto oyó un valentón y dijo: «Es cierto
cuanto dice voacé, seor soldado,
y el que dijere lo contrario miente».

Y luego, in continente,
caló el chapeo, requirió la espada,
miró al soslayo, fuese y no hubo nada.

Miguel de Cervantes Saavedra

Firmar

¡Contra TTIP y CETA!

ràdio en directe

superduque

botongifcorazonplateado1

Contador