Mi patria es todo el mundo.

Enheduanna

    Enheduanna o Enkheduanna (2285–2250 a. C.) fue una poetisa y escritora acadia, considerada la autora más antigua conocida y una de las primeras mujeres en la historia de cuyo nombre se tiene identificación. Ostentó el importante cargo, político-religioso, de « Suma Sacerdotisa » en el templo del dios Nannar (la Luna) Se trataba de una princesa, hija del Rey Sargón I de Acadia, vivió en la ciudad-estado de Ur , en el sur de la región de sumeria.

   Su nombre – que en realidad no era «un nombre» , sino un título – se ha transliterado como Enheduanna, En-hedu-ana o En Hedu Anna puede tener diversas interpretaciones.

    Princesa y poetisa Lunar de Acadia, hija del rey Sargón de Akadia. Fue la autora más antigua de la que se tenga conocimiento alguno, y la primera mujer en formar parte de la historia técnica. Conocida como la gran sacerdotisa de Nanna, también fue músico y considerada como la primera cronista, ya que fue ella quien escribió la crónica del derrocamiento de su padre y el destierro de su familia. Su existencia histórica está demostrada por un disco de alabastro hallado en la zona más secreta del templo de Nanna en Ur, y por otras piezas de joyería.

    Cada sílaba del nombre de Enheduanna tiene un sentido: “En” quiere decir “alta sacerdotisa”, “hedu” “ornamento” y “anna” significa “cielo”, según una investigación realizada por Ale Mendé en el 2014.

Enheduanna o Enkheduanna fue una poeta acadia de finales del siglo XXIV a. C. Nació en la ciudad de Ur hija del rey Sargón I, también conocido como “El Grande”, fue el primer rey que bajo su mandato en la ciudad de Ur, unificó las ciudades Estado de la Alta y Baja Mesopotamia en un único imperio, controlando una vasta región desde el Mediterráneo al Mar Rojo hasta su muerte en 2215 a.C. La madre de Enheduanna fue Tashlultum quien se casó con Sargón y tuvieron muchos hijos.

    Célebre en Mesopotamia por haber sido una poetisa brillante. La más célebre de sus obras es un himno dedicado a Inanna de Ur (a veces llamado Exaltación de Inanna), y otros cinco poemas le son igualmente atribuidos. Sus temas son religiosos: himnos al dios Nanna y a su templo de Ur, más también a la diosa Inanna, protectora de la dinastía de Akkad. Enheduanna es la autora más antigua de la Historia, porque escribió los primeros textos que se pueden atribuir a un autor. Es también la única mujer entre los grandes autores de la literatura mesopotámica.

Slide: Refer to outline

    Sumeria y Babilonia fueron las primeras ciudades en establecer astronomía y matemáticas. Estas disciplinas fueron creadas y controladas por los sacerdotes y sacerdotizas de las ciudades. Por esto, Enhendu era la principal regente de la astronomía y matemáticas.

     Fue nombrada por su padre Gran Sacerdotisa del Dios de la Luna Nanna o también llamado como Sin, el puesto era sumamente poderoso ya que era la única que podía nombrar a cualquiera de los mandatarios de la ciudad por lo cual sus funciones en este puesto fueron marcados sobre la religión y la política.

    Vivió en un templo cercano a lo que hoy es el Golfo Pérsico, mantuvo el puesto de Gran Sacerdotisa hasta la fecha de su muerte, la cual aún no se tiene una fecha exacta, al reverso de una tabletas aparecidas con su nombre del temprano primer milenio, contiene un texto el cual podría estar haciendo referencia a su nacimiento según la traducción
Poetisa, músico y compositora.

Steatite bowl, probably Inanna, with star and snake

     A lo largo de la vida de Enheduanna y principalmente durante su cargo como sacerdotisa, escribió una gran variedad de poemas e himnos religiosos en su mayoría escritos para el Dios de la Luna Nanna y a la Diosa Sumeria, Inanna del Amor. A través de sus poderosos conjuros a Inanna, la diosa del amor y de guerra, ella cambió el curso de la historia y fue recordado por siglos después de su muerte. Su escritura es tan compleja, los estudiosos la llaman la “Shakespeare de la literatura sumeria.” Sus himnos funcionan como conjuros de varias capas, entretejiendo aspectos políticos, personales, rituales, teológicos, históricos y jurídicos.
Pepe Cervera, -periodista y biólogo español- en el 2013 manifestó que:
“en la actualidad se conservan 42 himnos que enaltecen diferentes ciudades de Sumeria y Acadia como Eridu, Sipary Esnunna”.

In the Beginning, There Was Enheduanna, Sumerian(2285-2250 B.C.E.) by Michelle Barthel Kratts

Lista de composiciones de Enheduanna

Nin-me-sara, “La exaltación de Inanna”, 153 versos, editado y traducido primero por Hallo y van Dijk (1968), más tarde por Annette Zgoll (1997) en alemán. Los primeros 65 versos se dirigen a la diosa con una serie de epítetos, comparándola con An, el dios supremo del panteón. Luego En-hedu-ana, hablando en primera persona expresa su infelicidad por estar exiliada del templo y las ciudades de Ur y Uruk. En-hedu-ana pide la intercesión de Nanna. Los versos 122–135 recitan atributos divinos de Inanna.
In-nin sa-gur-ra (nombrada por incipit), 274 versos (incompleto), editado por Sjoberg (1976) usando 29 fragmentos.
In-nin me-hus-a, “Inanna y Ebih”, primero traducido por Limet (1969)
Los himnos del templo, editados por Sjoberg y Bergmann (1969): 42 himnos de longitud variada, dirigidas a los templos.
Himno a Nanna, editado por Westenholz

La mayor parte de la obra de Enheduanna está disponible en traducción en el Electronic Text Corpus of Sumerian Literature (“Cuerpo de texto electrónico de literatura sumeria”). También ha sido traducido y compilado en una narración unificada por el erudito sumerio Samuel Noah Kramer y la poetisa Diane Wolkstein. Su versión, publicada bajo el título Inanna, Queen of Heaven and Earth: Her Stories and Hymns from Sumer, fue publicada por Harper Perennial en 1983.

Westenholz editó otro himno fragmentario dedicado a En-hedu-ana, aparentemente por un compositor anónimo, indicando su apoteosis, convirtiéndose en una deidad tras su muerte.

Viviendo en el año 2300 a. C., la suma sacerdotisa sumeria Enheduanna se convirtió en la primera autora de registros históricos al firmar su nombre en una colección de himnos escritos para cuarenta y dos templos en la mitad sur de la antigua Mesopotamia, la civilización ahora conocida como Sumer.Cada uno de sus himnos confirmó a los fieles de cada ciudad el carácter único y la importancia de la deidad patrona. Los himnos recopilados se convirtieron en parte del canon literario de la notable cultura sumeria y fueron copiados por los escribas en los templos durante cientos de años después de la muerte de Enheduanna.

“Yo, la que alguna vez se sentó triunfante
fui arrojada del santuario,
como una golondrina [Lugal- Anne]
me hizo volar por las ventanas,
y mi vida se fue consumiendo….”

“¡Soy tuya! ¡Siempre será así!
Aunque tu corazón se enfríe para mí
Aunque su comprensión… compasión…
He experimentado tu gran castigo.”

“Señora de todas las esencias, llena de luz,
Mujer vestida con el resplandor de la bondad
A quien aman los cielos y la Tierra,
Del templo amigo de An,
Te vistes de grandes ornamentos,
Deseas la diadema de las grandes sacerdotisas
Aquellas que sostienen las siete esencias,
Tú las has tomado y las has colgado
En tu mano.
Tú has reunido las santas esencias
Y te las has puesto
Ajustadas en tus pechos.

(…)

Como un dragón has llenado la Tierra
Con veneno.
Como un rayo cuando ruges sobre la Tierra,
Los árboles y las plantas van cayendo delante de ti.
Eres la sangre que desciende de la montaña,
Eres la primera,
¡Inanna, Diosa de la Luna, del Cielo y de la Tierra!
Lanzas tu fuego y lo derramas en nuestra nación.
Señora que vas montada en una bestia,
An te da los atributos, las órdenes santas;
Y tú decides.
Tú estás en todos nuestros rituales.
¿Quien puede entenderte?…”


Conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres, Juan 8:31-38

Liebster Award – TheWebWeavers

Contador

Contador

Nada hay cuidadosamente ocultado que no haya de revelarse
ni secreto que no llegue a saberse”. Evangelio de Lucas 12:2

Quis custodiet ipsos custodes?

La Religión mediante la deshumanización de las personas
las comvierten en borregos del Sistema.   Superduque

„Es detestable esa avaricia espiritual que tienen los que sabiendo algo,
no procuran la transmisión de esos conocimientos.“  Miguel de Unamuno

superduque

descripción

 

46 comentarios

  1. 21 octubre, 2019 en 22:35

  2. 21 octubre, 2019 en 22:36

  3. 21 octubre, 2019 en 22:45

  4. 21 octubre, 2019 en 23:23

  5. Me resulta muy interesante. Siempre aprendo contigo. Mi felicitación.

    22 octubre, 2019 en 1:00

    • Al Sistema no le gusta la Cultura como a esta no le gusta el Sistema.

      Un abrazo Julie.

      22 octubre, 2019 en 2:04

      • Qué gran verdad! Gracias, amigo.

        22 octubre, 2019 en 12:11

  6. 22 octubre, 2019 en 3:31

  7. 22 octubre, 2019 en 4:03

  8. 22 octubre, 2019 en 4:32

  9. 22 octubre, 2019 en 5:17

  10. Uno no puede imaginar que en esos tiempos,A.C, existiera ya una poetisa. Nos beneficiamos de tus investigaciones porque nos brinda la oportunidad de adquirir conocimientos de estos temas. Saludos.

    22 octubre, 2019 en 8:09


  11. „Es miserablemente detestable esa avaricia espiritual que tienen los que sabiendo algo, no procuran la transmisión de esos conocimientos.“    Miguel de Unamuno

    22 octubre, 2019 en 13:46

  12. 22 octubre, 2019 en 19:02

  13. 22 octubre, 2019 en 20:34

  14. 22 octubre, 2019 en 20:47

  15. 22 octubre, 2019 en 22:51

  16. Ni idea, y parece que está la cosa documentada… Con respecto a la fracesita de Stalin, veremos como las “medidas” aprobadas para “contrarrestar a los independentistas” nos van a caer todos y todas, en cualquier tipo de protestas… cambio climático, contaminación, vertidos, macrogranjas, convenio colectivo… Ha sido una buena escusa para recortar nuestros maltratados y encogidos derechos…

    23 octubre, 2019 en 1:07

    • Cultura se refiere al conjunto de bienes materiales y espirituales de un grupo social transmitido de generación en generación a fin de orientar las prácticas individuales y colectivas. Incluye lengua, procesos, modos de vida, costumbres, tradiciones, hábitos, valores, patrones, herramientas y conocimiento.

      La función de la cultura es garantizar la supervivencia y facilitar la adaptación de los sujetos en el entorno.

      Cada cultura encarna una visión del mundo como respuesta a la realidad que vive el grupo social. No existe, por lo tanto, ningún grupo social carente de cultura o “inculto”. Lo que sí existe son diferentes culturas y, dentro de estas, diferentes grupos culturales, aun con respecto a la cultura dominante.

      El término cultura también se emplea en sentidos restringidos, bien para referir los valores y hábitos que rigen a grupos específicos, o bien para referir ámbitos especializados de conocimiento o actividad. En ambos casos, la palabra cultura siempre va acompañada de un adjetivo calificativo.

      Esta gran casa de putas amig@s del gran capital que es el Sistema, bièn se cuida de que solo exista anticultura e intereses inútiles creados por ellos y sus perros amantes de él.

      Un abrazo.

      26 octubre, 2019 en 16:31

  17. 24 octubre, 2019 en 4:18

  18. 24 octubre, 2019 en 4:31

  19. 24 octubre, 2019 en 21:15

  20. 25 octubre, 2019 en 1:34

  21. Have a wonderful weekend!

    25 octubre, 2019 en 10:42

  22. 25 octubre, 2019 en 15:55

  23. 25 octubre, 2019 en 20:08

  24. 25 octubre, 2019 en 20:21

  25. 26 octubre, 2019 en 0:17


  26. The world’s first known author is widely considered to be Enheduanna, a woman who lived in the 23rd century BCE in ancient Mesopotamia (approximately 2285 – 2250 BCE). Enheduanna is a remarkable figure: an ancient “triple threat”, she was a princess and a priestess as well as a writer and poet.

    The third millennium BCE was a time of upheaval in Mesopotamia. The conquest of Sargon the Great saw the development of the world’s first great empire. The city of Akkad become one of the largest in the world, and northern and southern Mesopotamia were united for the first time in history.

    In this extraordinary historical setting, we find the fascinating character of Enheduanna, Sargon’s daughter. She worked as the high priestess of the moon deity Nanna-Suen at his temple in Ur (in modern-day Southern Iraq). The celestial nature of her occupation is reflected in her name, meaning “Ornament of Heaven”.

    Enheduanna composed several works of literature, including two hymns to the Mesopotamian love goddess Inanna (Semitic Ishtar). She wrote the myth of Inanna and Ebih, and a collection of 42 temple hymns. Scribal traditions in the ancient world are often considered an area of male authority, but Enheduanna’s works form an important part of Mesopotamia’s rich literary history.
    Ancient Akkadian cylindrical seal depicting Mesopotamian love goddess Inanna. Wikimedia Commons

    Leer más: Friday essay: the legend of Ishtar, first goddess of love and war

    Enheduanna’s status as a named poet is significant given the anonymity surrounding works of even earlier authors. Yet she is almost entirely unknown in the modern day, and her achievements have been largely overlooked (a notable exception is the work of Jungian analyst Betty De Shong Meador). Her written works are deeply personal in subject, containing numerous biographical features.

    Enheduanna’s cycle of temple hymns concludes with an assertion of the work’s originality and its authorship:

    The compiler of the tablets was En-hedu-ana. My king, something has been created that no one has created before.

    While clearly asserting ownership over the creative property of her work, Enheduanna also comments on the difficulties of the creative process — apparently, writer’s block was a problem even in ancient Mesopotamia.
    Long hours labouring by night

    In her hymns, Enheduanna comments on the challenge of encapsulating divine wonders through the written word. She describes spending long hours labouring over her compositions by night, for them then to be performed in the day. The fruits of her work are dedicated to the goddess of love.

    Enheduanna’s poetry has a reflective quality that emphasises the superlative qualities of its divine muse, while also highlighting the artistic skill required for written compositions.

    Her written praise of celestial deities has been recognised in the field of modern astronomy. Her descriptions of stellar measurements and movements have been described as possible early scientific observations. Indeed, a crater on Mercury was named in her honour in 2015.

    Enheduanna’s works were written in cuneiform, an ancient form of writing using clay tablets but have only survived in the form of much later copies from around 1800 BCE, from the Old Babylonian period and later. The lack of earlier sources has raised doubts for some over Enheduanna’s identification as the author of myths and hymns and her status as a religious official of high rank. However, the historical record clearly identifies Enheduanna as the composer of ancient literary works, and this is undoubtedly an important aspect of the traditions surrounding her.

    Leer más: Friday essay: the recovery of cuneiform, the world’s oldest known writing

    Aside from poetry, other sources for Enheduanna’s life have been discovered by archaeologists. These include cylinder seals belonging to her servants, and an alabaster relief inscribed with her dedication. The Disk of Enheduanna was discovered by British archaeologist Sir Charles Leonard Woolley and his team of excavators in 1927.
    The Disk of Enheduanna. Zunkir/Mefman00/Wikimedia Commons, CC BY

    The Disk was discarded and apparently defaced in antiquity, but the pieces were recovered through excavations and the scene featuring the writer successfully restored. The scene depicts the priestess at work: along with three male attendants, she observes a libation offering being poured from a jug.

    Enheduanna is situated in the centre of the image, with her gaze focused on the religious offering, and her hand raised in a gesture of piety. The image on the Disk emphasises the religious and social status of the priestess, who is wearing a cap and flounced garment.
    Art imitates life

    Enheduanna’s poetry contains what are thought to be autobiographical elements, such as descriptions of her struggle against a usurper, Lugalanne. In her composition The Exaltation of Inanna, Enheduanna describes Lugalanne’s attempts to force her from her role at the temple.
    Inanna temple relief. Wikimedia Commons

    Enheduanna’s pleas to the moon god were apparently met with silence. She then turned to Inanna, who is praised for restoring her to office.

    The challenge to Enheduanna’s authority, and her praise of her divine helper, are echoed in her other work, such as in the myth known as Inanna and Ebih.

    In this narrative, the goddess Inanna comes into conflict with a haughty mountain, Ebih. The mountain offends the deity by standing tall and refusing to bow low to her. Inanna seeks help from her father, the deity Anu. He (understandably) advises her against going to war with the fearsome mountain range.

    Inanna, in typically bold form, ignores this instruction and annihilates the mountain, before praising the god Enlil for his assistance. The myth contains intriguing parallels with the conflict described in Enheduanna’s poetry.

    In the figure of Enheduanna, we see a powerful figure of great creativity, whose passionate praise of the goddess of love continues to echo through time, 4000 years after first being carved into a clay tablet.

    26 octubre, 2019 en 2:48

  27. Grandissima donna.
    Grazie per aver condiviso questo bell’articolo
    🌺🌹🌺🌹🌺

    26 octubre, 2019 en 11:44

  28. 26 octubre, 2019 en 12:50

  29. 26 octubre, 2019 en 13:23

  30. 27 octubre, 2019 en 13:43

  31. Brilliant post! ❤

    27 octubre, 2019 en 15:21

  32. 27 octubre, 2019 en 22:21


    • Federalismo republicano frente a los monstruos
      Para mí, un proyecto de país alternativo al que se desvanece es la República Federal
      La República como proyecto dotado de contenido, valores y principios que puede permitir satisfacer las necesidades básicas de las familias trabajadoras, en un diseño institucional de libertad positiva y de Estado Social fuerte
      Mientras polémicas intrascendentes sacuden día tras día nuestra actualidad política, otra serie de procesos están desarrollándose en nuestro país sin que reciban la atención debida. Entiéndase bien: no es que el trabajo de fin de máster de Casado sea un tema insignificante, pues es síntoma de la corrupción desaforada en algunas universidades, del clientelismo político de toda la vida y del tipo de educación clasista que lleva años imponiéndose en España, sino que no permite ver la panorámica completa. Por decirlo de otra manera, los chanchullos y mentiras académicas de los líderes políticos no dejan de ser meros árboles, podridos, de un bosque mucho más grande y cuya propia existencia está severamente comprometida.

      Partamos de un punto básico: para relacionarnos entre nosotros los seres humanos levantamos instituciones que nos facilitan la vida. Nos dotamos de reglas comunes que evitan que tengamos que empezar siempre desde cero. Imagínense que cada vez que tuviéramos un pleito contra alguien tuviéramos que iniciar un largo debate sobre qué es la justicia y cómo y quién la aplica… la vida sería insufrible y caótica. Si las instituciones están bien diseñadas pueden ser muy duraderas e incluso pueden rebasar en tiempo la vida de cualquier ser mortal. Esa es la razón por la que a veces nuestro pensamiento nos traiciona y nos hace creer que esas instituciones siempre estarán ahí en el futuro: que valores como la igualdad, la libertad o la justicia siempre se definirán e interpretarán de la misma forma. Sin embargo, la historia ha demostrado sin cesar que las instituciones están permanentemente mutando, y que a veces lo hacen más radicalmente a través de reformas parciales e incluso por revoluciones.

      Pues bien, el pilar central de nuestras instituciones políticas actuales, la Constitución, de la que nos dotamos como sociedad en 1978 en el marco de la Transición a la democracia desde la dictadura, está manifiestamente desbordada y en no pocos aspectos superada por los acontecimientos. Está en crisis, y hay una enorme batalla política para redefinir esas instituciones o incluso crear unas nuevas. Esto no sería un gran problema si no significara al mismo tiempo que lo que está en crisis es el proyecto de país que cristalizó en aquella Constitución y que hoy es incapaz de contentar y satisfacer a una gran parte de la sociedad, especialmente a las periferias sociales golpeadas por la última crisis económica. Y, parafraseando la conocida sentencia gramsciana, mientras aquella no termina de morir tampoco ninguna otra comienza a nacer. O, dicho de otra forma, a un proyecto de país herido y malogrado sólo cabe oponerle otro proyecto de país, que sea realista y hegemónico.
      Una alianza republicana

      La luz entra a través de las grietas, y en ocasiones sus rayos son señales difíciles de percibir. Esto es lo que, creo, sucede con el nuevo Gobierno. Se ha querido ver en la llegada al poder de Pedro Sánchez una muestra de habilidad táctica, una contingencia inesperada o incluso una fatalidad debida a errores individuales en la derecha española. Me temo que es más complejo. Aunque sea ocioso señalarlo, si Pedro Sánchez es presidente es porque un conjunto heterogéneo de organizaciones políticas hemos querido que así sea. Y no lo hemos querido en abstracto o por afinidad programática, sino como resultado de un contexto determinado: lo que nos ha unido es la repulsa a una forma de entender la democracia, el país y a unos contenidos concretos sobre cómo debe funcionar España. En efecto, el Gobierno del PP se había caracterizado, durante los últimos siete años por su creciente autoritarismo, un sistemático recorte de los servicios públicos, la complicidad con la corrupción que carcomía al Estado por dentro y en una visión reaccionaria de lo que es y ha de ser España. Todos estos elementos, unidos, generaron un polo de oposición que, en una circunstancia particular y probablemente inesperada en su forma, ha permitido iniciar un proceso de cambio.

      Por eso es tan importante identificar bien cuál es el sostén político y parlamentario de Pedro Sánchez. Se trata de una alianza republicana, no explicitada como tal, que ha convergido en un momento puntual como reacción a la deriva derechista y reaccionaria que carcomía al país. Ni más, pero tampoco menos. En este experimento se han depositado esperanzas que, sin ser revolucionarias, tampoco son fáciles de satisfacer. Entre otras cosas porque da la sensación de que no todos en el PSOE han entendido bien qué está sucediendo en España.

      Piénsese que el Gobierno de Pedro Sánchez tiene la oportunidad de abrir canales y reflexiones para repensar nuestro modelo de país. Pero lo que necesitamos es, en última instancia, asumir que hay una etapa que se ha agotado definitivamente. Cuarenta años después de la aprobación de la Constitución Española de 1978, nuestro país se ha transformado económica, social, tecnológica y políticamente hasta el punto de que en numerosos aspectos esta constitución ha sido desbordada y debe actualizarse. La reflexión sobre ese modelo de país es la que debe hilar explícitamente el debate político en este momento, sin hurtar la palabra a la población.
      Republicanismo federal

      Para mí, un proyecto de país alternativo al que se desvanece es la República Federal. La República como proyecto dotado de contenido, valores y principios que puede permitir satisfacer las necesidades básicas de las familias trabajadoras, en un diseño institucional de libertad positiva y de Estado Social fuerte. Y el federalismo como forma concreta que puede resolver un problema específico de identidades que está ahogando las energías políticas y sociales de España.

      Obsérvese, sin embargo, que cualquier alternativa enfrenta y enfrentará resistencias. Ya sea para contraponerse al republicanismo catalán o al español, en los últimos años las fuerzas conservadoras y reaccionarias de España se han levantado de sus aposentos para censurar cualquier atisbo de cambio. Esto es especialmente notorio en relación a la casa Real y a la cuestión territorial. Téngase en cuenta que uno de los elementos más conservadores presente en nuestra Constitución actual es precisamente el referido al de la unidad de España. Como es conocido, tanto el artículo 2 como sobre todo el artículo 8, que atribuye a las Fuerzas Armadas la garantía de la unidad de España, son residuos del franquismo y de una concepción de país extraordinariamente estrecha, convirtiendo a los militares en fuerza deliberante en lugar de institución supeditada al poder civil. Y es que el problema es que por el devenir histórico de nuestro país, dominado casi siempre por las derechas, España ha sido identificada preferentemente con la idea de un país homogéneo, centralista y uniformizador. Desde el siglo XIX la derecha española, desde Cánovas hasta el franquismo, pasando por Primo de Rivera, han señalado, perseguido y asesinado todo sujeto que discrepara mínimamente de esa visión, ya fueran aquellos elementos republicanos, independentistas, comunistas, masones o federalistas. La «España de verdad» siempre ha querido deshacerse de la «anti-España».

      Nuestro gran reto es, precisamente, recordar que hay otra idea de España que habla de un país diverso, plurinacional y de justicia social. Una noción que ancla en el siglo XIX, en la confluencia del republicanismo federal de matriz liberal y el movimiento obrero emancipador. Esa es, precisamente, la España republicana que ha sido expresión de las mejores mentes de nuestra historia.

      Y no por casualidad la vuelta de estos monstruos se materializan especialmente en dos instituciones singulares: la Casa Real y el Poder Judicial.

      En los últimos meses hemos conocido más información sobre la Casa Real y sus sucios tejemanejes financieros. No se trata de una noticia nueva, pues existían indicios de estos hechos desde hace muchos años. Ahora lo que tenemos son pruebas, a modo de declaraciones por parte de actores principales, de que esos hechos pueden ser verdad. Se trata de hechos que afectan muy gravemente a la Hacienda Pública, a la Seguridad y soberanía del país y a la imagen y decencia de España, y que han podido tener lugar gracias a una arquitectura institucional que blinda los actos de una familia concreta, la Borbón, y al silencio cómplice de muchas instituciones del Estado que han maniobrado para proteger, en distinto grado, la monarquía. Probablemente bajo la falsa creencia de que defender la monarquía es defender al país.

      Quizás el PSOE es de esta extravagante opinión y por eso está prefiriendo mantener la posición de defensa a ultranza de la Casa Real. Con sus votos ha impedido incluso que se pueda debatir en el parlamento sobre la necesidad o no de iniciar una comisión de investigación sobre los hechos conocidos de los borbones (cuentas en paraísos fiscales, intermediaciones comerciales con dictaduras, tratos de favor a familiares en tramas corruptas, etc.). Desaprovechando la oportunidad de abrir un debate sobre el modelo de país, considera aún necesario proteger una de las instituciones más corruptas del país.

      En todo caso, no es casualidad que durante años el actual rey de España haya guardado silencio respecto a todos los problemas sociales que asolan a nuestro país, y sin embargo decidiera exponerse hace un año con un discurso reaccionario y autoritario sobre la cuestión territorial. En realidad, la propia existencia de la Casa Real Borbón está vinculada a un modelo de país donde la unidad de España es entendida de una forma totalizante y homogeneizadora. Esto lo saben muy bien en Cataluña.

      No hace falta entrar en un intenso debate historiográfico sobre qué es España, cuándo surgió y cómo está compuesta para darse cuenta de que lo que tenemos actualmente en Cataluña es un conjunto social, voluble pero significativo, que aspira a la independencia de Cataluña frente al resto del país. Lo que es relevante es entender que se trata de un conflicto político, vinculado a los relatos culturales, que no puede esconderse ni abordarse con herramientas que no sean eminentemente políticas. Es del todo punto inconcebible creer que puede moldearse a gusto la opinión y la creencia a base de actuaciones policiales y judiciales. Estamos destinados, aunque le pese a la derecha reaccionaria de este país, a sentarnos a dialogar y a repensar el modelo territorial.

      De ahí que el Poder Judicial español haya iniciado una especie de cruzada contra el independentismo. En particular, el Tribunal Supremo (esa institución compuesta abrumadoramente por varones) está en cabeza de esta reacción. Su presidente, Carlos Lesmes, anunció hace unos días, no por casualidad junto al rey Borbón, que «si la Constitución es golpeada no puede renunciar a defenderse». El lenguaje bélico o el hecho de que siempre esas defensas hercúleas se refieran a la unidad de España y no al sistemático incumplimiento de la obligación de garantizar los derechos sociales nos hace percibir bien el sesgo político del asunto. Defender España incluso a costa de los españoles. Probablemente Lesmes se vea como un cruzado más, o directamente como el elegido: aquel que se ve en la obligación de chantajear al Gobierno de España para que los españoles paguemos los excesos judiciales de otro cruzado destacado, el juez Llarena.

      Todo lo que está ocurriendo en las múltiples causas contra los independentistas es un despropósito sin pies ni cabeza. Las altas instancias del Poder Judicial se han emancipado de toda templanza y no solo han mostrado su verdadera cara, sino que han decidido intervenir activamente en política con sus planteamientos reaccionarios. A las extravagantes resoluciones contra dirigentes políticos y sociales del independentismo, que pronto harán un año en prisión provisional sin juicio ni garantías reales, se suman los ataques a la ministra de Justicia, las exigencias al poder ejecutivo (la separación de poderes parece sólo tener un sentido) y las levas que han montado entre los jueces y abogados para alimentar este clima reaccionario. Las contradicciones del modelo de país han hecho despertar al monstruo, y lo que hasta hace un tiempo era políticamente incorrecto (como admitir a trámite una denuncia por el anacrónico delito de injurias a los sentimientos religiosos o meter en prisión a cantantes y tuiteros por sus comentarios en redes sociales) ahora es una práctica habitual entre algunos jueces que parecen sacados de la noche más oscura de la dictadura.

      No se puede dejar de observar que todos estos fenómenos no hacen sino comprometer aún más a las instituciones del sistema político del 78. Aunque muy probablemente estos actores, como los borbones, los jueces y los grandes empresarios de la metrópoli se vean a sí mismos como salvadores de la patria, en realidad lo que están haciendo es acelerar el desgaste del modelo que defienden. Por una sencilla razón ya apuntada: es insostenible mantener este modelo por la vía policial o judicial, con palos, multas y prisión.

      Yo estoy convencido de que más temprano que tarde viviremos en una República Federal, y que ese será precisamente el punto de encuentro entre quienes aspiran legítimamente a la independencia de sus territorios y quienes defendemos una España de las familias trabajadoras de toda condición e identidad. No obstante, ciertamente nada de esto está escrito de antemano. La crisis del régimen político no se ha cerrado, ni podrá hacerse sin elevar alternativos proyectos de país que sean consistentes en términos sociales e históricos. El modelo que aquí describo podría serlo. Pero ello requiere de una izquierda capaz de entender cuáles son los retos reales y que tenga también el valor suficiente para abordarlos.

      De momento, el PSOE está bloqueado; pero soplar y sorber se antoja una tarea imposible y, por lo demás, bastante frustrante. Tarde o temprano el PSOE tendrá que elegir entre reacción y alternativa. Y sabe ya Pedro Sánchez que la reacción ni olvida ni perdona, y en este clima no es menor, por ejemplo, que Albert Rivera le llame «presidente interino». El mensaje debe ser claro: si el PSOE quiere seguir teniendo opciones de llegar en el futuro al Gobierno tendrá que seguir entendiéndose con la alianza republicana que aspira a construir nuevas instituciones. La fragilidad de este Gobierno no es sólo una cuestión numérica, sino de proyecto político.

      Por su parte, la izquierda tendrá que comprender que sólo con un proyecto de país como bandera, que aspire a ser hegemónico, podrá hacer frente a las nuevas formas que tomarán los monstruos reaccionarios en nuestro país. En efecto, la extrema derecha en España se vehicula siempre a través no sólo de la xenofobia y el racismo sino particularmente del modelo territorial, de la disyuntiva entre la «España» y la «Anti-España». Esa es la verdadera batalla en la que no valen medias tintas ni juegos tácticos, sino voluntad, determinación y mucha organización.

      Quizás convenga añadir, para terminar esta reflexión, que un modelo alternativo de país, una República Federal, sólo puede ganarse el favor de las clases populares y las familias trabajadoras si es capaz de ofrecerse como solución de los problemas cotidianos, materiales o no, de ellas mismas. República es y ha de ser sinónimo de esperanza.

      28 octubre, 2019 en 0:15

  33. 28 octubre, 2019 en 14:26

  34. Visca Catalunya Lliure, cagun l’hòstia puta ja!

    28 octubre, 2019 en 15:42

  35. “Señora de todas las esencias, llena de luz,
    Mujer vestida con el resplandor de la bondad
    A quien aman los cielos y la Tierra,
    Del templo amigo de An,
    Te vistes de grandes ornamentos,
    Deseas la diadema de las grandes sacerdotisas
    Aquellas que sostienen las siete esencias,
    Tú las has tomado y las has colgado
    En tu mano.
    Tú has reunido las santas esencias
    Y te las has puesto
    Ajustadas en tus pechos.

    28 octubre, 2019 en 22:30

  36. 31 octubre, 2019 en 19:49

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.