Mi patria es todo el mundo.

¡Viva la República Española!


Serenos y alegres, valientes y osados
¡Cantemos, soldados, el himno a la lid!
¡De nuestros acentos el orbe se admire
y en nosotros mire los hijos del Cid!
Soldados, la patria nos llama a la lid,
¡Juremos por ella vencer o morir!

¡Blandamos el hierro que el tímido esclavo
del libre, del bravo, la faz no osa ver!
Sus huestes cual humo veréis disipadas,
y a nuestras espadas fugaces correr.
Soldados, la patria nos llama a la lid,
¡Juremos por ella vencer o morir!

¿El mundo vio nunca más libre osadía?
¿Lució nunca un día más grande el valor,
que aquel que, inflamados, nos vimos del fuego
que excitara a Riego de Patria el amor?
Soldados, la patria nos llama a la lid,
¡Juremos por ella vencer o morir!

Honor al caudillo, honor al primero
que el cívico acero osó fulminar.
La patria afligida oyó sus acentos
y vio sus tormentos en gozo tornar.
Soldados, la patria nos llama a la lid,
¡Juremos por ella vencer o morir!

Su voz fue seguida, su voz fue escuchada,
tuvimos en nada soldados morir.
Y osados quisimos romper la cadena
que de afrenta llena del bravo el vivir.
Soldados, la patria nos llama a la lid,
¡Juremos por ella vencer o morir!

Ya la alarma tocan; las armas tan sólo
el crimen, el dolo, podrán abatir.
¡Que tiemblen, que tiemblen, que tiemble el malvado,
al ver al soldado la lanza esgrimir!
Soldados, la patria nos llama a la lid,
¡Juremos por ella vencer o morir!

La trompa guerrera sus ecos da al viento,
de horrores sediento; ya muge el cañón.
Ya Marte, sañudo, la andana provoca
y el genio se invoca de nuestra nación.
Soldados, la patria nos llama a la lid,
¡Juremos por ella vencer o morir!

Se muestran: ¡volemos, volemos, soldados!
¿Los veis aterrados la frente bajar?
¡Volemos, que el libre por siempre ha sabido
al siervo rendido la frente humillar.
Soldados, la patria nos llama a la lid,
¡Juremos por ella vencer o morir!

Constitución de la Segunda República Española

Constitucion de laa II República Española
“Un pueblo ignorante es un instrumento ciego de su propia destrucción; la ambición, la intriga, abusan de la credulidad y de la inexperiencia de hombres ajenos de todo conocimiento político, económico o civil; adoptan como realidades las que son puras ilusiones; toman la licencia por la libertad, la traición por el patriotismo, la venganza por la justicia” ― Simón Bolívar

Rose

NO A LA LEY MORDAZA

ESPAGNA VUELVE A SER UNA DICTADURA

Firmar

¡Contra TTIP y CETA!

superduque

botongifcorazonplateado1

Contador

79 comentarios

  1. 13 abril, 2017 en 23:54

  2. El 14 de abril de 1931, con la proclamación de la II República, se abrió un periodo de la historia de España lleno de luces, de esperanzas, de logros. También de sombras y violencia. Muy pronto se vio que el camino no iba a ser fácil. El 18 de julio de 1936, un golpe de estado alentado por la derecha y ejecutado por el Ejército terminó con el sueño y dio paso a una sangrienta Guerra Civil y a una no menos violenta dictadura. Hoy, 14 de abril de 2017, 86 años después de la proclamación republicana, por orden del Ministerio de Defensa, las banderas de los cuarteles españoles ondean a media asta por la muerte de Jesucristo. En España es Viernes Santo.

    Si leemos las noticias de las últimas semanas, da la sensación de que estamos entrando en un oscuro túnel del tiempo.

    Hace unos días, José Antonio Sánchez, el impresentable presidente de RTVE, en una conferencia en Casa de América, glosaba las virtudes evangelizadoras de la conquista de América y aseguraba que “lamentar la desaparición del imperio azteca es más o menos como sentir pesar por la derrota de los nazis en la Segunda Guerra Mundial”. Por tonto y por ignorante debería haber dimitido inmediatamente. Ni lo hizo, ni sus jefes le han destituido. Tampoco que se sepa le han recriminado sus palabras desde la institución que pagamos entre todos para estrechar los lazos que nos unen cultural y solidariamente con América Latina.

    Y es que el gobierno del PP no es de meterse en estos asuntos. Como tampoco le ha importado mucho a Soraya Sáenz de Santamaría, nuestra vicepresidenta, de la que depende Patrimonio Nacional, que los monjes del Valle de los Caídos se nieguen a cumplir una sentencia que les obliga a permitir la exhumación de los restos de los hermanos Lapeña.

    Imbuidos en este ambiente de sacristía, tampoco puede sorprendernos que no se haga nada con el escándalo de las inmatriculaciones. Un resquicio dejado en la ley hipotecaria, aprobada en la época de José María Aznar como presidente del Gobierno, ha permitido a la Iglesia Católica hacerse por casi nada con la propiedad de una gran cantidad de inmuebles a lo largo y ancho de toda España. El caso más emblemático, la Mezquita de Córdoba. Hace unos días, el alcalde de Zaragoza se dirigió por carta al Papa para abrir un debate “tranquilo y respetuoso” sobre este asunto. Aquí nadie hace nada, ni tan siquiera disponemos de un listado que nos revele la magnitud del expolio.

    Lo que sí es público, no hay más que acercarse a alguna de las clínicas, es la renovada campaña de acoso a las mujeres que haciendo uso de su libertad y de la ley que las protege deciden abortar. No es un capricho, ni una situación precisamente agradable. Parece que en este caso la piedad consiste en agobiar, coaccionar y humillar públicamente. ¿Dónde está la autoridad para defender la intimidad de estas mujeres?

    ¡Viva la República Española!

    14 abril, 2017 en 0:40

  3. 14 abril, 2017 en 1:32

  4. 14 abril, 2017 en 2:05

  5. 14 abril, 2017 en 3:07

  6. 14 abril, 2017 en 3:21

  7. 14 abril, 2017 en 3:54

  8. Que cada 14 de abril se desplieguen banderas tricolores es el menor de los males que puede esperarse en el seno de una sociedad que no es monárquica militante ni mucho menos. Y es que, si lo piensan, no encontrarán muchas posibles defensas de un sistema arcaico, anacrónico y que tanto dolor ha causado en este país. Excepto aquello de que nos es útil como si no fuéramos ya un pueblo capaz de dotarnos de una república útil y, evidentemente, federal.

    14 abril, 2017 en 20:46

  9. 14 abril, 2017 en 21:28

  10. Yo observo de las gradas el acontecer español. Vivo en Venezuela pero como tengo un hijo en Barcelona, estoy muy enterado. El himno me pareció de lo mejor con una letra muy sentida. Es tiempo de reaccionar porque sino, los postulados de la dirigencia corrupta se va a seguir enquistando en la sociedad y para mañana será tarde. Un buen artículo que no tiene desperdicio.

    14 abril, 2017 en 21:59


    • La Transición fue un tránsito de un régimen fascista y corrupto, a una monarquía parlamentaria, continuista y heredera de la usurpación. Con la muerte del genocida Francisco Franco, el franquismo no se desmoronó ni fue derrotado, sino que las élites del poder franquista se adaptaron al nuevo régimen que restauraba la monarquía borbónica cumpliendo la voluntad de Franco.
      En este sentido, la mayoría de las fuerzas opositoras al régimen franquista, vendieron la soberanía nacional a cambio de poltronas en el Congreso y el Senado. Al pueblo español se le negó la posibilidad de elegir su propio sistema político entre Monarquía o República. De esta forma, la democracia española nació viciada y corrupta; con un pacto de silencio que dejaría los crímenes del franquismo impunes y con una Jefatura de Estado impuesta, vitalicia y blindada con una Constitución monárquica.
      Durante muchos años, España estuvo resignada a la desventura y paralizada –en parte- por la represión postfranquista, la censura y el monopolio de la información y la propaganda, es decir, de la mentira. Además de estar bajo los efectos de un lavado de cerebro permanente que mistificaron la Transición como “modélica”.
      La crisis económica y la corrupción institucionalizada en la Banca, empresas del IBEX35, política, Iglesia y ejército… han generado una continuada desafección de la gente hacia las instituciones. El régimen establecido y las políticas neoliberales, lejos solventar los problemas de las personas: desempleo, desahucios, pobreza… los han agudizado todavía más con políticas de austeridad y recortes.
      En una dictadura enmascarada y fascista siempre es preciso un cambio.

      16 abril, 2017 en 20:28

  11. 14 abril, 2017 en 22:24

  12. 14 abril, 2017 en 22:46

  13. 14 abril, 2017 en 22:55

    • 17 abril, 2017 en 13:51

  14. 16 abril, 2017 en 20:54

    • 17 abril, 2017 en 14:02

  15. 17 abril, 2017 en 14:10

  16. 17 abril, 2017 en 14:21

  17. 17 abril, 2017 en 20:17

  18. 17 abril, 2017 en 20:25

  19. 17 abril, 2017 en 20:37

  20. 17 abril, 2017 en 20:47

  21. 17 abril, 2017 en 20:59

  22. 17 abril, 2017 en 21:38

  23. 18 abril, 2017 en 0:29

  24. 18 abril, 2017 en 3:42

  25. 18 abril, 2017 en 4:01

  26. 18 abril, 2017 en 14:11

  27. 18 abril, 2017 en 14:21

  28. 18 abril, 2017 en 14:42

  29. 18 abril, 2017 en 14:57

  30. 18 abril, 2017 en 15:08

  31. 18 abril, 2017 en 20:53

    • 21 abril, 2017 en 20:39

      • 21 abril, 2017 en 21:09

      • 21 abril, 2017 en 21:22

  32. 18 abril, 2017 en 21:28

  33. 18 abril, 2017 en 21:47

  34. 18 abril, 2017 en 22:01

  35. 18 abril, 2017 en 22:12

  36. 19 abril, 2017 en 21:22

  37. 19 abril, 2017 en 22:06

  38. 19 abril, 2017 en 22:21

  39. 19 abril, 2017 en 22:32

  40. 19 abril, 2017 en 22:42

  41. 19 abril, 2017 en 22:55

  42. 19 abril, 2017 en 23:05

  43. 20 abril, 2017 en 6:23

  44. 20 abril, 2017 en 14:01

  45. 20 abril, 2017 en 19:40

  46. ¡Viva la República Española!

    20 abril, 2017 en 21:17

  47. ¡Viva la República!
    “Así, con este grito nacido de miles de gargantas, se inicia una nueva época en la historia de España, se empiezan a vivir momentos de libertad, la República es una bocanada de aire fresco que recorre todos y cada uno de los rincones de nuestra Nación”.

    ¡Viva la República Española!

    21 abril, 2017 en 14:37

  48. 21 abril, 2017 en 14:54

  49. 21 abril, 2017 en 18:43

  50. 21 abril, 2017 en 19:57

  51. 21 abril, 2017 en 22:33

  52. 21 abril, 2017 en 22:47

  53. 21 abril, 2017 en 23:40

  54. 21 abril, 2017 en 23:57

  55. 22 abril, 2017 en 1:11

  56. 22 abril, 2017 en 1:25

  57. 22 abril, 2017 en 1:39

  58. 22 abril, 2017 en 1:52

  59. La República como forma de estado es la idea política que se va abriendo paso día a día entre la ciudadanía de los diferentes pueblos de España –aunque ciertamente no con la rapidez y consistencia que deseamos los republicanos- pese a la oposición a la misma de los partidos del sistema monárquico actual:
    El PP, la derecha heredera del franquismo, y que nos ha llevado a la peor situación de corrupción polÍtica, de desaste económico y social de los Últimos 30 años.
    El PSOE, históricamente republicano y socialdemócrata y hoy dirigido por una burocracia pro-monárquica y de rodillas ante el capitalismo, con su mala gestión en la crisis le regaló el gobierno al PP.
    La UPyD, primer partido de centro derecha surgido para recambio del PP y hoy en caos técnico y a la desbandada tras el desastre cosechado en Andalucía.
    Los partidos nacionalistas de la derecha que como siempre juegan a sus intereses localistas-clientelistas no exentos de demagogia…

    22 abril, 2017 en 2:06

  60. 22 abril, 2017 en 2:19

  61. 22 abril, 2017 en 2:30

  62. 22 abril, 2017 en 2:47

  63. Del latín res publica (“cosa pública”), la república es una forma de organización del Estado. En la república, la máxima autoridad cumple funciones por un tiempo determinado y es elegida por los ciudadanos, ya sea de manera directa o a través del Parlamento (cuyos integrantes también son elegidos por la población).
    República
    Por extensión, se conoce como república al Estado que está organizado de esta manera y a todos los regimenes no monárquicos. Otro uso del término hace referencia al cuerpo político de la sociedad y a la causa pública (por ejemplo: “La corrupción de los ministros atenta contra la república”, “La república no puede soportar el maltrato de sus funcionarios”).

    El principal canal de participación ciudadana en la república es el voto. Las elecciones deben ser libres y el voto, secreto. De esta manera, los ciudadanos pueden ejercer su participación sin presiones ni condicionamientos.

    22 abril, 2017 en 14:11


  64. Por El Progreso De España: Viva La Republica.

    22 abril, 2017 en 14:57

  65. 22 abril, 2017 en 15:20


  66. En 1939 terminó la guerra civil que desencadenó un grupo de militares delincuentes y genocidas contra el gobierno legítimo de la IIª República española. Fue un acto de violencia fascista contra un régimen liberal, democrático y pacífico con ayuda de los países fascistas de la época, Alemania, Italia y Portugal. Al concluir las hostilidades, los militares delincuentes establecieron unas dictadura totalitaria y ejecutaron un minucioso plan de genocidio, consistente en asesinar a cientos de miles de personas desarmadas, torturar a muchas más y aterrorizar así a una población indefensa que había quedado a merced del vencedor después de la contienda solo para descubrir que el vencedor no conocía la piedad ni la clemencia que sus curas, sin embargo, predicaban en los púlpitos. Esta labor de exterminio de los rojos (esto es, todos quienes habían hecho algo por la República, fuera lo que fuera, desde combatir en su defensa hasta haber participado en las festividades del 14 de abril) siguió durante los años siguientes más o menos hasta finales de los cincuenta.
    En un ejemplo paradigmático del trastorno psíquico que los psicólogos llaman “proyección”, los militares genocidas y sus auxiliares (los curas, los falangistas, los banqueros, etc) “juzgaban” (puras farsas), condenaban y ejecutaban sumariamente o simplemente asesinaban en las cunetas de las carreteras a los rojos (y mucho cuidado porque, para los descendientes ideológicos de estos criminales que están hoy en el gobierno, seguimos siendo eso, rojos), acusándolos de sublevación militar, es decir, acusándolos de los crímenes que habían cometido ellos. Los soldados, civiles y milicianos que habían cumplido con su deber defendiendo el régimen legítimo y pacífico de España, sus instituciones y su bandera, frente al asalto de una banda de forajidos sangrientos, pasaron a ser los criminales, los sublevados, los violentos según, claro está, los medios de comunicación de la época, todos ellos sujetos al férreo mando militar y sometidos a la censura política previa o posterior, de la que se encargaba precisamente el falangista Fraga Iribarne, luego fundador del PP.
    Esa proyección, ese dar la vuelta a las cosas propio de los criminales fascistas que gobernaron España durante 40 años en la época más tenebrosa de la historia patria es la que esgrime el actual gobierno de la derecha, del partido fundado por el ministro del genocida, de herederos ideológicos de los criminales del 36.,
    ¿Que la bandera tricolor incita a la violencia? Es igual que decir que los militares que mantuvieron su honra y honor defendiendo el régimen al que habían jurado lealtad frente al asalto de los criminales perjuros eran los delincuentes. Revela la misma mentalidad canalla en los gobernantes actuales.
    Y hoy eso es tan falso como entonces. Los republicanos no se habían sublevado contra nadie y la bandera tricolor es símbolo de paz y legitimidad. La que es ilegítima e impuesta por la violencia es la roja y amarilla de los fascistas victoriosos en la guerra y que el Estado español la tenga por oficial no la hace legítima sino que plantea preguntas (de respuestas obvias) sobre la legitimidad de ese Estado.
    Pero es que, además de legítima, la bandera republicana es legal, según sentencia del 15 de diciembre de 2003 del Tribunal Superior de Justicia de Madrid que anulaba una decisión del Ayuntamiento de Torrelodones (entonces del PP, claro) por la que se ordenaba retirar una bandera republicana de un chiringuito de IU porque … ¡podía incitar a la violencia!
    Como se ve, los franquistas reinciden y reinciden porque lo que quieren es suprimir la bandera tricolor misma y, como ya no pueden asesinar a los rojos, tratan de despojarnos ilegalmente de nuestros símbolos. En el fondo, la razón es clara: la bandera republicana no solo es legítima y legal sino símbolo de la justicia, la libertad y la igualdad y su ondear recuerda a estos neofranquistas del gobierno su procedencia ideológica: el crimen, el terror, el genocidio que tratan de ocultar como sea.
    Pero ese abuso de los gobernantes no puede quedar impune. La izquierda tiene la obligación de defender el empleo de los símbolos republicanos todos ellos pacíficos. Esa multa es ilegal y hay que hacer que la retiren. Nuestros representantes están para eso, no para achantarse y bajar la cerviz frente a la chulería y el fascismo de los herederos de un genocida.

    23 abril, 2017 en 4:17

  67. 23 abril, 2017 en 6:13

  68. 23 abril, 2017 en 6:34

  69. 23 abril, 2017 en 6:52

  70. 23 abril, 2017 en 7:05

  71. 23 abril, 2017 en 18:11

  72. 23 abril, 2017 en 22:08

  73. Tras la dictadura de Primo de Rivera, bajo la tutela de Alfonso XIII y por la mala situación del país, en abril de 1931, la izquierda española ganó las elecciones, proclamándose la II república española. las repúblicas pueden estar compuestas por partidos políticos tanto de derechas como de izquierdas, en cualquier caso, la joven república, comenzó con un partido de izquierdas, pero muy pronto se le arrebató la oportunidad de continuar, por el alzamiento militar, apoyado por la nobleza, monarquía, la iglesia y el capitalismo del momento, pese a todo esto, durante ese periodo de libertad entre dictaduras, con la nueva constitución realizada por la república, en tiempos en que los trabajadores eran meramente esclavos analfabetos, se construyeron miles de escuelas por todo el país, jamás en la historia de España los trabajadores y estudiantes, obtendrían tal cantidad de derechos de todo tipo. lógicamente muchos se opusieron a esta forma de estado, simplemente por motivos económicos y pérdida de privilegios, entre ellos, el clero, la monarquía y la nobleza capitalista. leer la constitución de 1931 y podréis comprobarlo.
    nuestra misión, es limpiar de falsedades y calumnias de todo tipo, que durante casi 40 años, de dictadura han arrojado sobre el periodo republicano para desvirtuar y confundir a la opinión pública venidera, pero a pesar de eso, los republicanos siempre podremos alzar nuestra bandera con orgullo por que, fuimos la forma de gobierno elegido por el pueblo en las elecciones, con el objetivo de luchar contra la tiranía y la explotación, además, podemos decir bien alto, que la guerra no la comenzamos nosotros, simplemente tuvimos que defender el asalto militar al estado español.
    nuestro sueño fue ser una república como Francia, pero estoy seguro que tarde o temprano y a pesar del atraso sufrido durante tantos años, se conseguirá.

    Por El Progreso De España: Viva La Republica.

    24 abril, 2017 en 0:22

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s