Mi patria es todo el mundo.

Abre los ojos

barrabanderas

No he nacido sólo para un rincón,

mi patria es todo el mundo.

Lucio Anneo Séneca

¿Te has preguntado alguna vez porque gobierne quien gobierne todo sigue igual?

Te has preguntado alguna vez porque todos los gobernantes de la tierra saben que nos están llevando a una catástrofe medioambiental y humanitaria y no hacen mas que engañarnos con buenas palabras y declaraciones de intenciones que luego acaban en nada?.

Nosotros te lo explicaremos.
Los gobiernos están atados de pies y manos.

Hoy en día las grandes corporaciones empresariales son las que tienen el poder, las que consumen nuestro planeta y nuestras propias vidas con el único objetivo de que los ricos sean cada vez mas ricos.
A dia de hoy de las 100 economias mas ricas del planeta mas de la mitad pertenecen a corporaciones empresariales. ¿ no pensarias que eran los estados los mas ricos no?.  La Corporacion tiene el poder de dejar en el paro sin trabajo a miles o decenas de miles de trabajadores. Hecho con el que amenazan unas veces indirectamente y otras muy directamente a los gobiernos. La Corporacion amenaza con deslocalizaciones y evasiones de capital a paises del tercer mundo al gobierno, el cual no puede permitirse el coste politico y social de enfrentarse a uno de estos engendros depredadores.
 
Un gobierno, piensa a 4 años vista, piensa en no perder las elecciones, no en lo que pasara dentro de 10, 20 o 50 años por no tomar las decisiones adecuadas en su momento.  Si ello implica adoptar medidas impopulares pero necesarias, no las tomaran.

Su permanencia en el poder, esta por encima de las decisiones adecuadas para un futuro lejano. Por eso los gobiernos democraticos a dia de hoy, son inutiles para poner freno a la destruccion del planeta y a la perdida de libertades, derechos humanos y vidas dignas de millones de personas.
Estas corporaciones multinacionales, aplastan la democracia, la libertad individual, los derechos humanos y cada vez mas, estan llegando a amenazar la propia supervivencia humana en la Tierra. Todo por su afan de crecimiento economico y beneficios ilimitados y a cualquier precio. Las fabricas chinas en condiciones de esclavitud, las factorias en paises sin legislaciones medioambientales para contaminar sin problemas, los basureros de residuos radioactivos, los niños esclavos, las guerras del Coltán y los Diamantes, son algunos ejemplos claros de como actuan en los paises subdesarrollados.
El paro, la famosa “crisis” y los cada vez mayores indices de pobreza y en general, la perdida progresiva del denominado “estado del bienestar” que nuestros abuelos y bisabuelos lucharon por conseguir, en muchos casos derramando su sangre son solo algunos resultados de su actividad en los paises desarrollados, por no hablar de la represión encubierta.esponsabilidad de sus actividades en muchos casos en la manipulación del clima…
En un altisimo porcentaje de casos, tus propios gobernantes simpatizan o incluso tienen acciones o intereses en estas corporaciones, pues el dinero y los beneficios son golosos, y como no pueden pararlas, mejor sacar beneficio….
La proxima vez que deposites tu papeleta en una urna de un pais democratico, acuerdate de que un gran porcentaje del material que veas a tu alrededor habra sido confeccionado dañando al medioambiente y en condiciones infrahumanas en China, los modernos equipos electronicos de la sala, llevaran Coltan extraido por un niño esclavo en Africa y quizas el ordenador pondra ”Made in USA. Assembled in Mexico” es decir: “Hecho en USA, ensamblado en Mejico” ( ensamblado por un niño de 9 años esclavizado a 16h al dia por 0 centimos la hora).
La gasolina que uses en tu automovil para ir a votar, deberia hacer que te acordaras de los indigenas sudamericanos a los que Repsol-YPF esta contaminando su selva.

Y antes de coger el coche, para desayunar, recuerda tambien que Nestle no usa alimentos
transgenicos para sus productos en Europa, pero si para esos mismos productos en Chile ( debe ser que a los Chilenos no los consideran humanos y estan experimentando con ellos) Podria seguir, pero seria abrumador y quizas a algunas personas que creen en la buena voluntad de todo el mundo, incluso les causaria un shock la dura realidad. Pero es asi, ese es el mundo en el que vives, y contra el que queremos mostrar nuestro total rechazo y repulsa.

El mundo esta preparado para las necesidades de todos,
pero no lo esta para la codicia de unos pocos. 

 ( Mahatma Ghandi).

Chemtrails!

ACCIONES CONTRA EL NUEVO ORDEN MUNDIAL

SACAR TODO EL DINERO DE LOS BANCOS
NO USAR TARJETAS DE CREDITO
BOICOTEAR EL DOLAR AL SER UNA MONEDA CARENTE DE VALOR
DIFUNDIR LA VERDAD PARA QUE LA MAYORIA DESPIERTE
NO VACUNARNOS
OPONERNOS A LOS TLC
NO PARTICIPAR DE LA FALSA DEMOCRACIA
NO PAGAR IMPUESTOS
DEFENDER NUESTROS RECURSOS NATURALES
LEER LOS PROTOCOLOS DE LOS SABIOS DE SION
SABOTEAR A LAS TRANSNACIONALES
NUNCA COMPRAR PRODUCTOS ISRAELIS
TOMAR ACCIONES FISICAS CONTRA LOS CHEMTRAILS
Como consumidor tienes el poder de hundir a estos caciques terroristas medioambientales del siglo XXI.

¿A que estamos esperando?

El nuevo orden mundial se juega en Internet

    Aunque Internet es a menudo percibida como un bien público mundial, sus recursos críticos –la infraestructura que hace que Internet funcione como una sola red– están en manos de organizaciones principalmente privadas, que conviven con otros actores del ecosistema, incluidos los gobiernos.

Comencemos por recordar qué es lo que hace que Internet se mantenga funcionando como una red técnicamente única.

Internet se concibe como una red diseñada para permitir la interconexión de diferentes equipos, con el único requisito de utilizar como protocolo de comunicación el Internet Protocol (IP) y tener asignada una dirección IP, que sirve como identificador único para la máquina. Para que una red funcione correctamente y los paquetes de información sepan a dónde deben dirigirse, las direcciones IP tienen que ser necesariamente únicas y, consecuentemente, deben ser gestionadas de manera centralizada.

Así, cuando queremos acceder o enviar un contenido a través de Internet, debemos conocer la dirección IP del destinatario. En realidad, las direcciones IP se traducen, por ejemplo, a direcciones web –como telos.fundaciontelefonica.com–, más fáciles de recordar para los humanos. Para que no haya conflictos, esta conversión también debe hacerse de manera coordinada a nivel mundial.

En los albores de Internet, la labor de coordinar el uso de las direcciones IP era realizada por un estudiante de la Universidad de California, Jon Postel, que registraba y anotaba manualmente cada nueva máquina que se conectaba a la red. A medida que internet fue adquiriendo mayores dimensiones, se hizo imprescindible la creación de un sistema de gestión más escalable y global. En 1998, se constituyó la Internet Corporation for Assigned Names and Numbers (ICANN), una entidad privada sin ánimo de lucro, que aún en la actualidad continúa realizando las tareas de coordinación de la asignación y adjudicación de identificadores que deben ser únicos, como las direcciones IP y los nombres de dominio –las direcciones web–.

Quién controla Internet

La pregunta de quién controla Internet no tiene una respuesta inmediata. Internet ha desarrollado un ecosistema y una estructura de gobernanza muy complejos.

Los gobiernos y los parlamentos tienen, por supuesto, un papel muy importante en lo que podríamos denominar la gobernanza socioeconómica de Internet, en el ejercicio de sus competencias para elaborar normas y regular el funcionamiento de los agentes económicos, y a través de su participación en organismos multilaterales como Naciones Unidas (ONU). Sin embargo, la gobernanza técnica de Internet –la que controla los recursos críticos y mantiene la coordinación de direcciones IP y nombres de dominio a nivel mundial– se ha desarrollado con cierta independencia de los gobiernos, o al menos de la mayoría de los gobiernos.

Desde sus inicios, ICANN fue plenamente consciente de que su misión fundamental era eminentemente técnica, pero que su papel trascendía estas cuestiones y tenía implicaciones políticas, y que, a medida que Internet expandía su alcance geográfico, debería esforzarse en involucrar en sus procesos a participantes de todas las partes del mundo.

Por ello, ICANN utiliza una estructura organizativa conocida como multistakeholder o de múltiples partes interesadas en la que la sociedad civil, la comunidad técnica, los gobiernos y el sector privado son tratados en pie de igualdad. El modelo multistakeholder ha resultado exitoso, en tanto en cuanto ha conseguido mantener una red abierta y segura funcionando a nivel global.

Por otro lado, la gobernanza socioeconómica de Internet se encuentra tremendamente fragmentada y lejos de encontrar una solución para abordar los desafíos a los que se enfrenta. Sí ha consolidado un mecanismo asesor muy relevante a través de instituciones como el Foro de Gobernanza de Internet (IGF por sus siglas en inglés, Internet Governance Forum), que sirve de dinamizador de los debates. Sin embargo, el establecimiento de mecanismos sólidos de cooperación transnacional para cuestiones de privacidad, seguridad, derechos humanos o economía digital, es aún limitado.

ICANN y el Gobierno de Estados Unidos

Que internet surge en Estados Unidos seguramente sea conocido por muchos lectores. Podríamos decir que la NSFNet, una red que creó la National Science Foundation para conectar universidades y centros de investigación, es la internet primigenia.

Con la creación de la World Wide Web, una tecnología que se construye sobre Internet y facilita el acceso a la información al ciudadano medio a través de direcciones y enlaces por los que se puede navegar, la internet comercial experimenta un crecimiento acelerado a partir de 1995. Ante esta situación, el Gobierno de Estados Unidos privatizó la NSFNet y delegó la gestión de los identificadores únicos de internet en 1998 a ICANN, organismo fundado a tal efecto.

Sin embargo, el Gobierno de EEUU se reservó una función supervisora a través de un contrato entre ICANN y el Departamento de Comercio (DoC). En este contrato, ICANN se comprometía a continuar siendo una corporación sin ánimo de lucro, con sede en Estados Unidos, transparente, responsable y multistakeholder.

El resto de Gobiernos han participado históricamente en ICANN como un grupo de interés más dentro de la comunidad internacional, representados en el GAC (Governmental Advisory Group). El GAC desempeña una labor muy importante asesorando a la junta directiva en cuestiones en las que se intersectan las actividades y políticas de ICANN y las leyes nacionales o los tratados internacionales.

A pesar de que la función del Gobierno de Estados Unidos ha sido puramente supervisora y nunca ha emprendido acciones sobre el control de los recursos críticos de internet, el vestigial poder de supervisión de Estados Unidos resultaba incómodo para muchos otros gobiernos.

En 2014 el Gobierno de Estados Unidos anunció su intención de renunciar a su contrato con ICANN siempre y cuando se encontrara un mecanismo que sirviera de reemplazo y se mejorara el sistema de rendición de cuentas. Entre las exigencias de Estados Unidos, el mecanismo de reemplazo debía mantener la naturaleza abierta de internet y el modelo multistakeholder. Dicho de otra forma, la solución no podía consistir en sustituir al Gobierno de Estados Unidos por un conjunto de gobiernos.

La solución adoptada ha consistido en la creación de una nueva entidad legal filial de ICANN que gestiona los recursos críticos a nivel mundial. La nueva fórmula ha encontrado un gran apoyo tanto del sector privado como de las asociaciones representantes de la sociedad civil, además obviamente de haber tenido el aval del Gobierno de Estados Unidos, que valoró que la posibilidad de que un gobierno o grupo de gobiernos tomaran el control de ICANN en las nuevas circunstancias era extremadamente remota.

El Foro de Gobernanza

Que se haya creado exitosamente una organización internacional privada sin ánimo de lucro e independiente de los gobiernos para la gestión de los recursos críticos de internet, no quiere decir que los gobiernos hayan quedado al margen de internet. De hecho, Internet ha puesto patas arriba el sistema de organización política establecido hace casi 400 años en torno al concepto de soberanía nacional.

Ya en 2003 el inicio de la Cumbre Mundial de la Sociedad de la Información (World Summit on the Information Societ, WSIS) canalizaba las preocupaciones de los gobiernos de todo el mundo por los interrogantes que surgían en torno a la gobernanza de una red cada vez más global. Esta cumbre fue auspiciada por Naciones Unidas en dos fases, en 2003 y 2005, celebradas respectivamente en Ginebra y Túnez.

La WSIS culminó con la conocida Agenda de Túnez y el acuerdo para celebrar todos los años, al amparo de Naciones Unidas, un foro de gobernanza de Internet, el IGF, que reuniera a los distintos grupos de interés y que sirviera como espacio abierto y descentralizado para el debate sobre políticas que favorecieran la sostenibilidad y solidez de Internet. El mandato inicial encomendado a la ONU fue de 10 años, que se renovó en 2015 durante otros diez años.

El IGF ha sido una buena plataforma de debate sobre los no pocos desafíos que ha generado internet, en cuestiones como la protección de los menores, la propiedad intelectual, la privacidad, la seguridad, la brecha digital, etcétera. Sin embargo, existe una creciente visión dentro de la comunidad global multistakeholder que cree que es el momento de buscar mecanismos para generar resultados más tangibles.

El propio secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, decía en la última edición del IGF en París que los “debates sobre gobernanza de Internet no pueden quedarse solo en debates”. Y es que durante los últimos años se han sucedido una serie de acontecimientos que han hecho sumar adeptos a tal visión evolutiva de la gobernanza de Internet.

Espionaje masivo

Podríamos decir que estos acontecimientos se inician en 2013 con las revelaciones del exagente de la CIA Edward Snowden sobre los programas de espionaje del Gobierno de Estados Unidos. El escándalo de espionaje masivo fue el inicio de la manifestación pública de la magnitud del campo de batalla que Internet había venido siendo para la geopolítica.

En 2014, Brasil –cuya presidenta había sido víctima del escándalo de espionaje masivo– acogió una Cumbre Global multistakeholder sobre gobernanza de internet llamada NetMundial, cuyo objetivo fue elaborar la Declaración Multisectorial de Sao Paulo con una serie de principios fundamentales en Internet y una hoja de ruta para el futuro de su gobernanza. A pesar del carácter no vinculante de la declaración, muchos valoraron NetMundial como un paso en la buena dirección por su formato multistakeholder y sus resultados tangibles.

Los escándalos están ayudando a impulsar la búsqueda de mecanismos para la cooperación transnacional y la coordinación de las normas en Internet. Así, el reciente caso Cambridge Analytica volvió a poner el tema en las agendas políticas. Este escándalo puso de manifiesto que la empresa dedicada a las campañas comerciales y políticas había utilizado indebidamente información personal de al menos 50 millones de usuarios de Facebook para favorecer la campaña de Donald Trump. De hecho, en 2018 hemos presenciado diversas llamadas a consolidar los esfuerzos realizados todos estos años en los mecanismos de gobernanza de Internet.

Otra llamada a consolidar los esfuerzos realizados en gobernanza de Internet ha venido por parte de Tim Berners-Lee, inventor de la Web, que presentó su proyecto de “Contrato para la Web” durante la ceremonia de apertura de la Web Summit en noviembre de 2018. Este documento contiene unos principios a los que se pueden comprometer los gobiernos, las empresas y los ciudadanos de todo el mundo para proteger una web abierta y para contribuir en la elaboración de un verdadero “contrato para la web”, que “establecerá las funciones y las responsabilidades de los gobiernos, las empresas y los ciudadanos”.

Multilateralismo

Entre las últimas propuestas, cabe destacar la del presidente francés Emmanuel Macron, que anunció una “llamada para la confianza y la seguridad en el ciberespacio” en la decimotercera edición del IGF, que se celebró en París en noviembre de 2018. En su llamada, Macron acuñaba un nuevo término, el multilateralismo innovador, porque “necesitamos inventar nuevas formas de cooperación multilateral que no solo impliquen a los estados, sino a todos los actores”.

La llamada de París abre una nueva vía en la búsqueda de un cambio de paradigma para la gobernanza socioeconómica de Internet que, con la creciente hibridación entre el mundo físico y el digital, podríamos decir que es la gobernanza socioeconómica sin más.

Sin embargo, existen importantes diferencias culturales y relevantes intereses geoestratégicos que no harán fácil el camino. La llamada de París ha sido firmada por más de cien gobiernos y más de mil actores no gubernamentales, entre ellos empresas como Facebook, Google y Microsoft, y todos los Estados miembros de la Unión Europea. Entre los no firmantes están los gigantes tecnológicos chinos, los Gobiernos de Rusia y China, y también el de los Estados Unidos.

 

7 comentarios

  1. 27 abril, 2013 en 15:34

  2. Entrevista de trabajo.

    1 mayo, 2013 en 5:31

  3. Que bueno es Pablo Hasel, como escupe todo
    yo le pedi permiso para ponerle imagenes a sus canciones

    26 mayo, 2013 en 5:12

Responder a Ego sum Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .